9/Seducción de los Candidatos: Fabricio Alvarado

9/Seducción de los Candidatos: Fabricio Alvarado

Fabricio Alvarado, Restauración Nacional

Fabricio Alvarado es conocido como buen periodista y un ejemplar padre de familia. Cuenta una historia que luego de que un sacerdote católico le hiciera un llamado de atención, este decidió abandonar el catolicismo para formar filas en la iglesia evangélica. En ambos espacios, lo ha caracterizado su facilidad de verbo y amor por Cristo. La altivez que también le singulariza fue estimulada desde su infancia, y bueno, algunos resultados saltan a la vista, pues no solo se ve a sí mismo como el diputado que defiende la familia, sino que se auto percibe como el próximo presidente de la República 2018.

Su eslogan es Hagámoslo juntos. ¿Hagamos juntos qué? El lema califica como uno más de los ambiguos eslóganes que caracterizan la política costarricense. En su frase y bandera, vemos un sol, las palabras Fabricio, Presidente, 2018 y Restauración Nacional. Todos los elementos en sí forman una casa con un sol sobre esta. La palabra restauración es la parte más iluminada, donde nace la luz. El nombre Fabricio está de color blanco y es el centro de atracción.

Similar a otros candidatos, Alvarado no acuerpa el eslogan, es decir, su imagen y su conducta no verbal no es lo suficientemente coherente con el lema. El candidato destaca por su individualismo y por una agenda poco inclusiva. De hecho, si se observa bien, una cantidad importante de sus gestos con las manos apuntan hacia dentro, hacia él mismo. Esto constaté personalmente en el debate auspiciado por el politólogo Claudio Alpizar el día 2 de octubre en el Club Unión. El candidato habla con fluidez y tiene la habilidad de responder con celeridad, pero paradójicamente es un aspirante que, aun siendo joven, no cala en la juventud, como sí lo hace Carlos Alvarado, por ejemplo. Fabricio Alvarado, de manera similar a Sergio Mena del PNG, son adultos mayores atrapados en el cuerpo de dos hombres de 37 y 42 años.

Su partido se llama Renovación, lo cual se asocia con rejuvenecimiento, regeneración y transformación, sin embargo, quien ocupa el primer lugar para llegar a la Asamblea es Carlos Avendaño, un hombre ya grande que, de ganar, volvería por tercera ocasión. Su sed de servicio es muy grande. La agrupación se caracteriza por hacer un ferviente llamado al voto, utilizando el talento de pastores, entre otras formas de voluntariado; y sus ovejas, obedientes, van a las urnas para cumplir con la tarea encomendada. Cuando uno escucha y observa al candidato, este se enaltece y deja un sabor profético de ser el escogido de Dios para ser nuestro futuro presidente. En febrero, sabremos si Dios lo eligió o no.

Marlon Segura

Analista no verbal y director escénico.
Universidad de Costa Rica, Ecole Internationale Jacques Lecoq.

3/Seducción de los Candidatos: Mario Redondo

3/Seducción de los Candidatos: Mario Redondo

Mario Redondo, Partido Alianza Democrática

 

Avanza Costa Rica es el eslogan de Mario Redondo.

Su lema es austero, positivo, pero poco creativo. ¿Avanza Costa Rica? ¿Hacia dónde? La frase es más aplicable a un titular de cadena nacional de televisión para informar logros de gobierno y no tanto para una campaña política. De hecho, la frase no genera siquiera atención hacia el candidato. Y, francamente, no hay nada especial en la comunicación de Redondo que dé vida a la frase. Su estilo se caracteriza por mostrar un cuerpo un tanto disperso, de poca actividad, al que le falta mayor precisión gestual. La forma de mover sus manos es reiterativa, casi como si estuviera abriendo y cerrando un acordeón invisible. No usa gestos para enfatizar, salvo una que otra excepción cuando junta el pulgar con el índice para decir algo concreto. Normalmente, se observa que hacia el final de un discurso va bajando la intensidad de su gestualidad, accionar que, más bien, le resta convencimiento.

Su candidatura

Redondo como candidato aún no calienta, pero es un diputado que se ha caracterizado por su carácter de censura, pues no solo es una voz fiscalizadora y protestante en la Asamblea, sino que literalmente interpone las acusaciones ante las autoridades competentes. Así, por ejemplo, en febrero del 2015 puso una denuncia contra la junta directiva del BCR y contra Mario Barrenechea. Ha sido también una voz insistente en pedirle al gobierno coherencia y consistencia en torno al caso del cemento chino, solo por citar algunos casos. Sin embargo, como aspirante presidencial no logra todavía presentar ni un eslogan ni un mensaje conciso y atractivo para los votantes. De hecho, es de los que menos llaman la atención y no enciende motores, ubicándose en el décimo lugar con el 0.42% en la intención de voto, según Opol Consultores.

 

 

Marlon Segura

Analista no verbal y director escénico.
Universidad de Costa Rica, Ecole Internationale Jacques Lecoq.

8/Seducción de los Candidatos: Sergio Mena

8/Seducción de los Candidatos: Sergio Mena

Sergio Mena, Nueva Generación

Si hay un postulante que no se posiciona como un presidenciable competitivo, creo que es Sergio Mena. Según la más reciente medición de Opol Consultores, está en el margen de error con un 1.07% de la intención. Cuando le consulté a Mena por el eslogan de su campaña y su significado, esta fue su respuesta: “Nosotros estamos por iniciar campaña fuerte digital en pocos días, un slogan propiamente como el de FIRME y HONESTA de la expresamente Chinchilla no existe. Utilizamos desde 2016 #Evolución Cr, se usa mucho, Vos y Nosotros Sí podemos evolucionar Costa Rica, Evolucionar #Sergio 2018.” Mensaje recibido vía Messenger el día 24 de septiembre, 11:38 a.m.

La ‘evolución’ de la que habla su eslogan no se ve en él. Por el contrario, independientemente del contexto en el que se encuentre, proyecta una postura cerrada. Él, por lo general, cruza las manos frente a sus genitales o, en otros casos, a nivel de su cintura. Esta postura en comunicación no verbal se asocia con vulnerabilidad. La forma de escudar el cuerpo se acostumbra más que todo en el fútbol, donde los jugadores deben proteger sus miembros para evitar un posible golpe, cuando se realiza un tiro libre. Algunos ejemplos de lo mencionado se observan en su Facebook en las fotografías del 28 de marzo, 2-8- 9 de abril, 11 y 28 de mayo, 16 de septiembre y 4 de octubre.

Otra forma de crear barrera con el público, se observa en varios de sus videos caseros, donde normalmente se coloca detrás de un enorme escritorio, junta las manos y las apoya sobre este, creando forma de pirámide o las cruzas de manera descansada, sugiriendo distancia y reserva. Algunos ejemplos se encuentran en los videos del 21 de julio, 3 de agosto, 5 y 14 de septiembre. Siendo el líder de un partido que por diez años se ha promovido como el rostro de una Nueva Generación, Mena tiene una forma de comunicarse que no se acopla ni al eslogan ni al nombre de su partido. Mientras que el eslogan Evolución CR va por un lado, sin rima, ni una construcción gramatical que lo haga pegajoso, el cuerpo del candidato va caminando por otro. ¿A quién se le pudo ocurrir que este lema era de verdad una buena idea?

Marlon Segura

Analista no verbal y director escénico.
Universidad de Costa Rica, Ecole Internationale Jacques Lecoq.

7/Seducción de los Candidatos: Carlos Alvarado

7/Seducción de los Candidatos: Carlos Alvarado

Carlos Alvarado, Acción Ciudadana

Carlos Alvarado ha venido haciendo malabares con dos eslóganes principales. Por un lado, está: Yo creo. Normalmente, este lema lo completa con otras frases, como por ejemplo, Yo creo en una Costa Rica bilingüe. Esto le permite un margen de juego de palabras, pero
no hay nada especial en su gestualidad para respaldar el eslogan. El Yo creo pulsa ‘el botón’ de la fe en cada quien, pues se da por probable o posible lo que él desea realizar, aunque no haya certeza que lo que Alvardo cree sucederá del todo. Ceder ante la fe que el
aspirante propone no es para cualquiera, pues en las condiciones fiscales, de desempleo y de corrupción en las que se encuentra el país, apoyarlo podría significar para muchos dar un salto en las tinieblas.

Por otro lado, está Elijo el futuro. Este lema no sugiere ser del todo original, pues la frase; Elijo mi futuro, es utilizada por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Otro ejemplo, posiblemente accidental, lo encontramos en una campaña española del 2013 titulada; Elijo mi futuro, con la cual se llamó a combatir el desempleo juvenil. Y si de similitudes se tratase, debemos hacer un paréntesis para recordar el eslogan PAC del año 2014: Con Costa Rica no se juega, el cual es casi idéntico a uno de los utilizados por la Coalición Unidad en el año 1979: Con el país no se juega. (La Nación, miércoles 10 de enero de 1979). El lema que el ‘presi’ utilizó, resultó ser, y por mucho, un producto de segunda.

De todos los candidatos, Alvarado es el que tiene un mayor control corporal, pero, a veces, raya en el punto en que intenta tener todo bajo control, restándole espontaneidad. Este es un aspirante que, literalmente, camina con pies de plomo. Cuando se le observa, su conducta es un tanto sigilosa. En él, hay miedo a dar un paso en falso, pero intenta no demostrarlo. Paradójicamente, sus eslóganes no los vive. Su gestualidad, incluso, se percibe ensayada, aunque hay un cierto esfuerzo por hacer gestos centrífugos, es decir, gestos que salen del cuerpo y que intentan conectarse con la gente. Ahora, ¿qué tan genuino es realmente? Esperemos a febrero a ver qué dicen los números. Con su campaña número 5, el PAC de Alvarado entró en las filas de irse convirtiendo en uno más de los llamados partidos tradicionales. El PAC de Ottón Solís, claro está, ya no es el mismo. El PAC de Alvarado podría milagrosamente dar la sorpresa y repuntar para meterse en segunda ronda, pero aunque lo logre, lo cierto es que el PAC ya perdió su virginidad.

 

 

Marlon Segura

Analista no verbal y director escénico.
Universidad de Costa Rica, Ecole Internationale Jacques Lecoq.

6/Seducción de los Candidatos: Edgardo Araya

6/Seducción de los Candidatos: Edgardo Araya

Edgardo Araya, Frente Amplio

El reconocido ambientalista del caso Crucitas, Edgardo Araya, quiere ¡Que nadie se quede atrás! En la página web Buen vivir del gobierno ecuatoriano, esta frase se muestra como parte del pensamiento de pueblo aymara. Textualmente, dice: “Que todos vayamos juntos que nadie se quede atrás, que todo alcance para todos y que a nadie le falte nada.” Cuando le consulté vía Facebook sobre qué significaba su eslogan, respondió: “Que en un gobierno del Frente Amplio, a nadie le faltará nada, todo alcanzará para todas y todos, caminaremos juntas y juntos.” Jueves 7 de septiembre.

Con el ‘nada te faltará’ que él deduce del eslogan, hay un aire bíblico. Se da esperanza de que no habrá que preocuparse por comida o guarida, pues en un eventual gobierno del Frente Amplio las necesidades se suplirán. Araya ofrece una realidad sin carencias para todos y todas, aunque su realidad personal no sabemos si podría ir por otro lado. Ahora, en su desempeño corporal, Araya tiene algo de relación con el lema que propone, pues hay un esfuerzo en su cuerpo por ir hacia adelante. Este es un aspirante que, bien que mal, se esfuerza por desafiar lo establecido. No obstante, el candidato guarda cierta similitud con los gestos y la retórica de Villalta, aunque no lo quiera reconocer. Cuando habla sobre corrupción, por ejemplo, se entusiasma y pierde en algunas ocasiones el control, utilizando el dedo índice de manera incisiva, señalando, acusando.

En Araya, predomina lo vertical, las manos las mueve de arriba hacia abajo, como si clavara algo. La energía que proyecta es fuerte, sin embargo, cuando se emociona, satura. Los movimientos puede hacerlos tan rápidos, que hace que nos cansemos rápidamente de verlo. Algunas evidencias están en los vídeos titulados ‘No lancemos cortinas de humo’, del 29 de agosto, y ‘Cerca de dos horas después’ cuando exigía la comparecencia de Celso Gamboa y de los diputados ante la comisión que investiga el tema del cemento chino (vídeo del 14 de agosto).

Cuerpos en pugna

Según la más reciente medición de la intención de voto conducida por Opol Consultores, Araya obtiene el 1.49 %, quedando en el margen de error, pero el aspirante intenta aparentar fe en que su partido va a repuntar e inclusive, ganar la elección. ¿Cómo lo va a lograr? Ese es el misterio. Por ahora, se le ve sonriente y montado en los primeros asientos de un bus color amarillo con ruta hacia la ‘indignación’. Literalmente le llaman: el bus de los indignados. Su campaña es parte de lo que se vive no solo en el país, sino que en el partido mismo: indignación y tristeza. El Frente Amplio no está solo tampoco, parece vivir lo que otros partidos como el PAC, ML, PLN y PUSC están en diversas dimensiones atravesando y eso es que: algunos los podrán perdonar, pero muchos no desean en ellos volver a confiar.

Marlon Segura

Analista no verbal y director escénico.
Universidad de Costa Rica, Ecole Internationale Jacques Lecoq.

5/Seducción de los Candidatos: Rodolfo Hernández

5/Seducción de los Candidatos: Rodolfo Hernández

Rodolfo Hernández, Republicano Social Cristiano

Rodolfo Hernández es un caso particular. El candidato, aparte de ser respetado como pediatra y como un hombre entregado a la infancia, es también recordado por la supuesta “doble renuncia” a su candidatura en el 2013. Hoy por hoy, desconocemos qué sucedió con total exactitud dentro el PUSC en torno a este caso.

El Dr. Hernández es el apadrinado de Rafael Ángel Calderón, quien desmanteló la casa que fundó en 1983 para formar otra en junio del 2014. Con él, se fue también Hernández. Nace, entonces, el Republicano Social Cristiano. Al recién nacido, lo mudaron de azul, amarillo y rojo, los colores de quien en 1940 ganó la elección nacional: el Dr. Calderón Guardia. Su partido, de hecho, se llamaba Republicano. Para re-inventarse, parece que Calderón-hijo decide entonces revisitar el pasado político-profesional de su padre y lo que hizo fue crear nido en otro árbol que, al final de cuentas, es del mismo bosque.

Mi compromiso es su familia nos dice el Dr. Hernández. El eslogan es generoso, algo paternalista, pero como muchos, queda en la imprecisión. ¿Cuál es el compromiso? El lema intenta no sonar político, pero, ambiguamente, el Dr. está operando como político. Hernández no tiene un sello gestual que le asocie al eslogan y similar a Figueres no se quita el blanco, el blanco de doctor. Su juego está entre ser doctor, el doctor bueno, el hombre que no tiene malas juntas, que no es corrupto y el líder de la política ‘positiva’, como él se autodenomina (Facebook, 12 de junio). En su equipo, conocen el valor psicológico que genera este color, de ahí que se explote dicho recurso. En el debate realizado en el Club Unión, ocasión donde lo observé en persona el día 23 de octubre, el candidato recibió, en algunos momentos, la felicitación de varios de los expertos invitados por las respuestas que dio, aunque no me cabe duda de que muy poco en su cuerpo, por ahora, demuestra convicción y dinamismo. El motor de su gestualidad no está del todo encendido. Su cuerpo respira mejor cuando habla de investigación, de su gestión como director del hospital, así como de ciencia y tecnología.

La promesa que se desprende del eslogan, el candidato no la asume del todo en su conducta no verbal, quedaría, por lo tanto, debiendo. Hernández se caracteriza por su rigidez corporal, ausencia de gestos que le den un sello personal, así como por sus pausas que, a veces, son extensas. Eso le resta fluidez, algo de credibilidad y no le ayuda a sostener la atención. El aspirante parece apostar a su ‘naturalidad’ para defender el eslogan y el mensaje de campaña, pero no le cae la peseta, todavía, de que con lo que hace a nivel de cuerpo y de voz no le alcanzará para lograr el objetivo. De hecho, la mayoría de los candidatos se encuentran en una situación similar. Este es un aspirante que francamente aburre ante las cámaras. De ahí que recurren a estrategias tales como presentarlo con una música que suena más que todo a noticiero, para crear así generar interés por lo que él va a decir. Algunos ejemplos son los vídeos titulados ‘Basta de trinquetes’ del 23 de agosto y ‘Feria de la salud’ del 9 de septiembre, publicados en su página de Facebook. Si hay algo que el doctor evidencia como un todo, es, precisamente, tener el cuerpo de vacaciones.

Marlon Segura

Analista no verbal y director escénico.
Universidad de Costa Rica, Ecole Internationale Jacques Lecoq.

4/Seducción de los Candidatos: Antonio Álvarez

4/Seducción de los Candidatos: Antonio Álvarez

Antonio Álvarez, Liberación Nacional

Antonio Álvarez presenta: El momento es ahora (The Moment is Now), frase utilizada por el partido republicano a finales de la era Reagan. El eslogan es de tono imperativo, dirige nuestra atención hacia el presente e intenta vender al candidato como una oportunidad que los votantes no deberían desaprovechar. Tiene, asimismo, un espíritu que parece decir: “Vamos, no hay tiempo que perder”.

Sin embargo, el llamado a la acción y la energía que se busca con esta frase no parece compatible con él. A. Desanti no lo caracteriza un lenguaje corporal dinámico e inspirador. Por el contrario, el aspirante tiene un cuerpo considerablemente aletargado y su postura, por ser un tanto cóncava, genera la impresión de que esconde un órgano vital: su corazón. Su manera un tanto fría de comunicarse con el elector, la postura desganada que asume detrás del podio, así como su forma de presentarse en sus encuentros (ubicándose comúnmente detrás de una mesa) le refuerzan timidez y poca cercanía. El cuerpo de este candidato no lo presenta como un líder con vocación de servicio.

Álvarez tiene un reto significativo, ya que no está posicionado como un líder surgido del pueblo, no cuenta con una historia de éxitos que lo avalen ni tiene una trayectoria de sensibilidad por los problemas que más le aquejan a la gente. Es debido a ello que se busca presentarlo como un político de activa presencia y se le intenta construir una imagen pública de ganador.

Su estrategia, similar a Figueres, se basa principalmente en un modelo de mercadotecnia, en donde lo que importa es la construcción mediática del candidato y no necesariamente su credibilidad. Actualmente, este es el modelo que opera en muchas campañas, siendo también el que menos reputación tiene, pues, aunque se busca llevar a un político a la victoria, el aspirante, una vez convertido en presidente, arriesga evidenciar que no estaba a la altura de quien se le proyectó ser. ¿Cómo logra encabezar las encuestas? Ese es el misterio.

Marlon Segura

Analista no verbal y director escénico.
Universidad de Costa Rica, Ecole Internationale Jacques Lecoq.

Primer Debate en Centro Penitenciario

Primer Debate en Centro Penitenciario

La noche de este Jueves el Centro Penitenciario La Reforma, recibirá a los candidatos presidenciales para desarrollar Debate Presidencial

Las personas privadas de libertad podrán hacer consulta de sus inquietudes, dudas y programas de Gobierno a los candidatos a la Presidencia de la República de las Elecciones del próximo año. El proyecto es parte de cuatro principales iniciativas: en primera instancia el Centro de Investigación en Estudios Políticos (CIEP), la Escuela de Ciencias Políticas, Iniciativas Estudiantiles de Acción Social y Canal UCR (en su extensión de cara a estas elecciones) en su formato de ‘Contrapunto’. 

 

Población tradicionalmente ‘excluida’ e ‘invisibilizada’

Los esfuerzos universitarios para generar una sociedad más inclusiva, son clave en el papel de las Elecciones del próximo año. Por primera vez en la historia, se realizará un acercamiento a la comunidad de un centro penitenciario que tradicionalmente ha sido objeto de exclusión e invisibilización. Esta clase de gestos, se espera que sensibilice no solo con los candidatos y los privados de libertad, si no también con la ciudadanía en general que tiene un muy mal concepto de esta población.

Para la Universidad de Costa Rica: “se vuelve una necesidad de gran relevancia el construir formas de participación y sensibilizar a la ciudadanía entorno a las condiciones de exclusión, discriminación y violencia”.

 

Usted podrá ver el debate por los siguientes medios:

A partir de las 7:00pm no se pierda el debate; conozca también las necesidades de otros.

En la Universidad de Costa Rica asumimos el compromiso de generar espacios de participación a personas excluidas del ejercicio pleno de su ciudadanía

 

 

3/Seducción de los Candidatos: Rodolfo Piza

3/Seducción de los Candidatos: Rodolfo Piza

Rodolfo Piza, Unidad Social Cristiana

El candidato Piza Rocafort continua, de momento, con su eslogan de pre-campaña ¡Póngale la firma! Este lema tiene un espíritu impositivo, pide confianza, validación y equipara patria con negocio. Según el sitio web Ciudad-Real, en el apartado denominado El refranero de expresiones populares españolas, el origen de la frase se remonta a la España de los años 40, donde se firmaban documentos importantes a una sola firma, respaldados por el interesado y su fiador. Ahora, este eslogan no creo que se siga utilizando por mucho, pues el candidato el día 28 de septiembre anunció vía Facebook que su nuevo libro se titula ¿Quién dijo que no se puede? Esto lo hizo como forma de mercadearlo, no sabemos; de repente, ese podría ser el nuevo lema.

Con el Póngale la firma, Piza ha querido, ambiguamente, que se le firme en el aire y a ciegas, pues,hasta el momento, su trabajo corporal no refleja nada en particular viniendo del líder de un partido que se vende como renovado. Lo que el candidato hace principalmente es cruzar los pies, tomar notas y hacer el simulacro que presta oído, pues no se percibe una escucha genuina en él, al contrario, parecer ser un área que necesita trabajar. Por otro lado, sus propuestas en educación, economía, cultura y temas varios en los que lo he visto desenvolverse son poco detalladas. Esto se refleja paralelamente en su trabajo gestual, lo cual pude constatar en los encuentros en que lo observé en La Estación, Barrio Escalante, los días 14, 21, 23 (en Le Chateau) y 29 de agosto, además, el 13 y el 18 de septiembre. Su imprecisión corporal (cabeza intranquila, manos que parten del centro del cuerpo y que están en un vaivén, así como el juego de movimiento de las manos con su lapicero) refleja, por insignificante que suene, el contenido de muchas de sus respuestas y su escasa puntualidad. Una cosa sí está clara, cuando el candidato está con ánimo de sonreír, lo logra.

En los encuentros que llaman Hablemos Cara a Cara, el aspirante dice tener un partido renovado, pero no explica en qué consiste eso, aparte de que sabemos que el expresidente Calderón Fournier ya no está ahí. Repite haber ido a una escuela pública, pero no menciona que su secundaria fue en Lincoln School. Reitera que los ticos tenemos que creérnosla, usando como referencia los logros del estado liberal de 1870 hasta el inicio de su crisis en 1929. Cuando se da la oportunidad, le recuerda a los presentes que él fue presidente de la Caja del Seguro en el gobierno de Miguel Ángel Rodríguez, que bajo su presidencia las filas de espera se redujeron, pero no explica qué hizo concretamente para lograrlo. Insiste que quiere ver patos nuevamente en el río María Aguilar, pero no detalla cómo hará para que los patos vuelvan. Aferrado a este guion, el candidato Piza Rocafort difícilmente calará en los costarricenses.

El StoryTelling

Como parte de la estrategia de generar confianza que se desprende del eslogan, se le intenta acercar a la gente por medio del story telling (contar historias). De ahí que le veamos en Los Guido (video del 21 de septiembre) visitando a una señora que hace collares y aceptándole un fresco con galletas, o asistiendo a un refugio herpetológico (video del 27 de septiembre), donde el candidato le da chupón a un monito. Su campaña de participar en relatos que lo acerquen a los votantes es prácticamente como su cuerpo: el mensaje no está del todo definido. Al candidato lo vemos normalmente juntar las manos a nivel de la cintura, haciendo gestos que intentan hacer presión hacia el suelo con las palmas. Con ello, Piza intenta mostrarse conciliador y centrado, pero su repertorio gestual es, hasta el día de hoy, limitado. También, por la forma en que inclina y acentúa su cabeza, uno podría, incluso, equivocadamente pensar que el aspirante ha tomado algunos tragos.

Marlon Segura

Analista no verbal y director escénico.
Universidad de Costa Rica, Ecole Internationale Jacques Lecoq.

2/Seducción de los Candidatos: Otto Guevara

2/Seducción de los Candidatos: Otto Guevara

Otto Guevara: Movimiento Libertario

Luego de 5 elecciones continuas, el competidor Otto Guevara continúa evidenciando estrategias poco efectivas.

Para su precampaña, la cual culminó el 16 de julio pasado, obteniendo 1.945 votos, promovía Poner orden. Su lema decía: Es hora de poner orden. La frase revelaba urgencia, autoridad e intentaba proyectarlo como el hombre de ‘poner los límites’, pero al arranque de esta nueva campaña el aspirante sale a jugar con otra carta distinta. Él ahora nos dice: Por Costa Rica. El eslogan pretende ser generoso, aunque es más acorde para un evento benéfico como lo es Teletón. El lema tampoco dice mucho y no tiene enganche. Y es que el candidato, con este viraje en su estrategia, sugiere que la atención no va para él, sino que todo apunta a una única causa: Costa Rica.

Guevara quiere que se le perciba como un político bondadoso

… No egoísta, dando a entender que su prioridad es el bien del país, buenas acciones para todos nosotros. Pero lo que la frase sugiere no es lo que el cuerpo del candidato refleja como tal, ya que sus expresiones corporales en el mayor de los casos parten de afuera hacia adentro, es decir, el candidato no hace que sus gestos refuercen su lucha por el proyecto llamado Costa Rica, sino que, más bien, estos tienden a ser direccionados hacia sí mismo, enalteciéndose él y no el objetivo por cumplir.

Un ejemplo constante es cuando utiliza el dedo índice para auto-señalarse o para apuntar hacia sus pies como lo hizo en el foro Progreso y Libertad del 1 de junio. Para equilibrar su propósito, contrasta orgullo con humildad. El candidato, en su anuncio titulado ‘Oda a Costa Rica’ publicado en su página el 20 de septiembre, apuesta por un ‘spot’ donde solo escuchamos su voz, mientras vemos: mar, cataratas, monos, una joven en traje sexy camino a realizar canopy, la carreta con bueyes, una mejenga de fútbol, un bebé caminando, jóvenes dentro en un carro y, finalmente, ondeante y en alto la bandera de Costa Rica. El comercial resuena más a publicidad para el Instituto Costarricense de Turismo (ICT). Las imágenes de ser bonitas no pasan y su eslogan intenta ser desprendido, pero Don Otto, usted ya va por la quinta y todavía no entendemos de qué trata la película.

 

Marlon Segura

Analista no verbal y director escénico.
Universidad de Costa Rica, Ecole Internationale Jacques Lecoq.