En un contexto mundial donde los centros de investigación son atacados y los avances científicos son usados para la guerra, un grupo de científicos convocaron a una marcha mundial, en pro de la ciencia y como protesta a las problemáticas que se dan en este campo

 Representación de la Escuela de Geología UCR y la Red Sismológica Nacional (RSN)

Fotografías por Diana Cordero

La marcha mundial por la ciencia fue convocada el pasado 14 de abril, por científicos de todo el mundo, ante el descontento por varias situaciones y problemas que se dan a nivel mundial y regional dentro de esta área, tales como la falta de apoyo económico de parte de los gobiernos, la participación de la mujer en la ciencia y la explotación no regulada del medio ambiente.

Esta marcha nace en 2017 como un movimiento en Washington DC a forma de manifestación contra las políticas ambientales de Donald Trump, y rápidamente se suman muchas otras ciudades alrededor del mundo, celebrando la ciencia, pero al mismo tiempo exigiendo a sus respectivos estados soluciones acordes a los conflictos planteados a nivel regional. En Costa Rica es la segunda ocasión que se celebra, pero la primera en reunir un número considerable de organizaciones con un fin en común.

La Academia Nacional de Ciencia y la Federación de Estudiantes como pilares de la marcha

La organización de la marcha de este año corrió a cargo de varios entes como lo fue la FEUCR, la ANC, y diversas asociaciones de carreras afines a la ciencia. Ellos lograron reunir otras entidades como 500 cientificas, entidad que aboga por más espacios para la mujer en la ciencia, espacios que no se han dado a lo largo de la historia, además de otras organizaciones como El Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología, El Centro de Rescate de Especies Marinas Amenazadas, entre otros.

Hay un objetivo en común que todos ellos comparten, el cual fue uno, sino el objetivo principal de la marcha; este es pedirle al gobierno un mayor presupuesto destinado a la ciencia, la tecnología y la investigación. Esta área, a pesar de todo lo que le atribuye al país, solo recibe un 0.4% del PIB de Costa Rica.

Nuestros mares y sus especies ¡Al rescate!

El Centro de Rescate de Especies Marinas Amenazadas, ONG creada en el 2013, tiene como objetivo utilizar la ciencia para controlar el manejo de las especies marinas en riesgo de los mares costarricenses. Ellos llevan a cabo una campaña llamada “Tiburones en peligro”; campaña que se enfoca en 3 especies específicas, las cuales son las más pescadas en el país; el tiburón sedoso, el tiburón zorro y el tiburón martillo, 3 especies esenciales para el equilibrio del ecosistema marino, y las 3 son cazadas sin ninguna medida ni mesura.

El pez sierra en peligro

El Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología está llevando a cabo una investigación sobre el pez sierra, especie de aguas costarricenses en peligro de extinción. Este organismo es cazado indiscriminadamente debido a su peculiar “sierra” en la parte frontal de su cuerpo, la cual es usada como trofeo por los pescadores, esto ha llevado a su casi extinción. El CIMAR, en conjunto con pescadores y comunidades, hacen un arduo trabajo para identificar los lugares en los que aún puede residir la especie.

“Mientras nosotros aquí celebramos la ciencia, en otra parte del mundo,
científicos están siendo asesinados por esta”

 

Aunque parezca una coincidencia excesivamente casual, no lo es; centros de investigación en la ciudad de Damasco en Siria, fueron bombardeados por Estados Unidos, Inglaterra y Francia, el mismo día en que se realizó la marcha a nivel mundial. Las organizaciones presentes condenaron vehemente estos actos, así como también la utilización de la ciencia a nivel bélico.

Aspirante a cineasta, geek, músico.

Comments

comments

Deja tu comentario...