Sign in / Join

Contexto: manifiesto y manual de estilo

Un acercamiento a lo que intentamos hacer en Contexto.

Estamos convencidos de que un país mejor informado toma mejores decisiones y que estas a la vez se traducen en una mejor calidad de vida para sus habitantes. Queremos ayudar a construir ese país.

Introducción

Contexto es un medio de comunicación de corte experimental, de orden colaborativo y en constante evolución. Su naturaleza de crecimiento y cambio orgánico implica puntos de partida muy claros (horizontalidad, transparencia, integridad, empoderamiento ciudadano) pero puntos de llegada “por definir”, en el sentido de que es un espacio (digital y físico) cuya constante es el cambio.

Nuestro principal propósito es reimaginar la comunicación colectiva como una herramienta orientada al mejoramiento de la calidad de vida de los costarricenses a partir de una plataforma de cooperación e intercambio de ideas, conocimientos y proyectos para la construcción de una nueva ciudadanía. El nuestro es un ejercicio colectivo de crecimiento y aprendizaje continuo.

Contexto, por usar el ejemplo más claro posible, es a la comunicación colectiva lo que Wikipedia a las enciclopedias: una herramienta que solo funciona cuando la propia gente la toma, la reinventa, la fortalece, la complementa y la mejora. Como se ha subrayado, es un ejercicio de comunicación colectiva de corte ciudadano: de la gente y para la gente.

A razón de lo descrito su propio manual de estilo es también una “criatura viva”, que nace como una referencia básica pero con el ideal de seguir mejorando y adaptándose a las distintas etapas y ajustes que vaya sobrellevando el proyecto como un todo. Es por eso que nunca existirá una “versión definitiva” de nuestro manual de estilo.

El formato sui géneris de este manual de estilo - manifiesto le permitirá también ir más allá de la redacción y la ortografía, incorporando valores del proyecto a fin de que el colaborador pueda irlos conociendo y absorbiendo conforme aprende a usar la herramienta.

Intro
Sobre esta guía

El manual de estilo de Contexto espera ser de ayuda a la hora de redactar y dar formato a los artículos que se publiquen en el sitio web de nuestra plataforma. El objetivo de este manual es ayudar a que los textos publicados se acerquen lo más posible al nivel de claridad y cohesión deseado.

Nuestra comunidad está conformada por profesionales y entusiastas de las más diversas áreas, razón por la cual no es requisito ser periodista o escritor para publicar en la plataforma. Apuntamos así a ser un altavoz democrático de la ciudadanía con una visión integral que permita poco a poco ir dando voz a quienes más lo necesitan.

Contexto tiene como una de sus misiones claves hacer de lo importante algo interesante y trascender el efecto “burbuja” que aísla el contenido valioso en pequeñas cámaras de eco. Esto implica no solo apostar por una lectura dinámica, sino también de fácil comprensión. Debemos colocarnos siempre en los ojos del lector y ofrecerle un texto accesible, que ofrezca el estilo y los recursos apropiados para incentivar su lectura y, cabe repetirlo una vez más, su comprensión.

Así, este manual de estilo es una herramienta de trabajo complementaria, que pretende ayudar a resolver dudas y a comprender mejor el uso del idioma y los recursos existentes para enriquecerlo. Citando a una de nuestras referencias obvias (Wikipedia): “tampoco es un conjunto de reglas fijas e inamovibles, ya que, siguiendo el espíritu colectivo de la obra, estas reglas están sujetas a debates y cambios”. Por eso, como ya se dijo, mientras Contexto exista, esta guía nunca estará terminada.

contexto-93

Normas generales de estilo

Ortografía y gramática

Naturalmente nuestro punto de partida es el respeto de las normas generales del idioma español de la Asociación de Academias de la Lengua Española contenidas en Ortografía de la lengua española. Si el usuario tiene dudas puede remitirse al buscador de la RAE sobre ortografía de la lengua española. Asimismo, se respetarán las normas gramaticales prescritas en la Nueva gramática de la lengua española. También se recomienda el uso del buscador de la RAE sobre nueva gramática de la lengua española para resolver consultas.

Actualmente todos los textos son revisados por un editor. Esperamos construir una comunidad que permita un control cruzado de las piezas antes de su publicación a mediano plazo. Nuestro objetivo, a medida que logremos consolidar este emprendimiento, es establecer un consejo editorial interdisciplinario que ayude a consolidar esta meta.

Estilo

¿Es necesaria esta oración? ¿Es necesario este párrafo? ¿Colabora a una lectura fluida? Nuestro mayor afán es alcanzar una lectura clara, liviana y eficaz, que entrelaza cada una de las ideas con solvencia, cadencia y ritmo. Es prudente evitar las reiteraciones, las cacofonías y todas las deconstrucciones que puedan “contaminar” el texto. En ese sentido el diccionario de sinónimos de wordreference es una herramienta más que recomendada.

Instamos a cada colaborador a leer en voz alta la pieza antes de enviarla (aprovechando la opción de “vista previa” que da una buena idea de la versión final del trabajo). Esta costumbre es una buena forma de ubicar los tiempos (comas, puntos, etc) y detectar errores.

En Contexto hacemos uso formal y uniforme del pronombre “usted”, por lo que solicitamos amablemente no hacer uso del “voseo”.

Extensión

Un vicio frecuente que acarreamos de la academia y la construcción mental que tenemos de los medios impresos tradicionales es el de “la extensión”. La pregunta “¿de cuántos caracteres?” es por ende frecuente en nuestro buzón de entrada. Sin embargo, hemos de recordar que en Contexto no escribimos para cumplir una cuota o llenar un espacio; escribimos para transmitir ideas y para comunicar con claridad.

La comunicación efectiva es entonces nuestra prioridad, por eso no pensamos en términos de cuánto sino de cómo. Así como una noticia puede relatarse en 2 o 6 párrafos una opinión puede defenderse en 5 o 10. No estamos, por ende, hablando de “reglas absolutas” en lo que a caracteres refiere; por el contrario, es necesario pensar fuera de la caja y permitir al texto sugerir su extensión.

Quizá esto le suene un poco esotérico pero el autor atento es capaz de “escuchar” al texto y de entender cuál es la extensión necesaria (el autor es siempre el primer editor). Con el paso del tiempo y con la práctica el autor desarrolla la capacidad de seguir y entender el ritmo y la melodía del texto. Entretanto, el editor ayudará al colaborador a encontrarlo. Asimismo, Contexto ofrecerá talleres (gratuitos) en su redacción a tales efectos.

Por lo pronto, la clave está en ser claro, conciso y considerado. El ejercicio de escribir y comunicar no se trata nunca del emisor, sino del receptor. Hemos de colocarnos en los ojos de quien nos lee y recordar que nos guste o no la realidad se impone: estamos compitiendo contra decenas de miles de memes y gifs. Si valoramos el tiempo que el lector nos ofrece sabremos validar cada letra y cada palabra, para que su lectura (¡aun y cuando sea extensa!) sea provechosa.

contexto-88

El fondo

Contexto pretende promover y difundir el intercambio de información y conocimiento entre una comunidad activa y diversa, tanto en el plano digital como en el plano físico (razón por la cual organizamos encuentros y conversatorios abiertos en nuestra redacción todas las semanas).

Nuestro proyecto no responde a una agenda editorial particular ni a influencias externas o intereses creados. El norte de Contexto es la búsqueda de la verdad y del bienestar común desde el pensamiento crítico, constructivo, plural e integral, siempre partiendo del respeto. Por ese motivo todas las opiniones respetuosas y fundamentadas son bienvenidas. 

Contexto (sitio principal)

Buscamos ser claros, accesibles y puntuales, especialmente en los artículos de información, es decir, en las noticias que creamos desde la comunidad. En términos generales estas deben limitarse a compartir el hecho noticioso y no más, por lo que deben de ir libres de “opinión” (es decir, el autor debe procurar no editorializar la nota). No buscamos sugerir al lector una forma de pensar, sino, más bien, informarle para que piense por sí mismo.

Nuestro lenguaje no es técnico, rebuscado, ni excesivamente formal. Tampoco es completamente coloquial. El desarrollo de este equilibrio se potenciará por medios de talleres que ofreceremos en nuestra redacción periódicamente. En términos generales se deben de privilegiar las frases cortas y una idea central por párrafo. Procuremos ser siempre tan directos como sea posible.

Los artículos de opinión sí permiten al autor no solo explorar un poco más su pluma y definir su propio estilo, sino también abordar el tema de su interés desde un punto de vista subjetivo, incentivando la discusión y siempre fundamentando sus ideas con claridad y consistencia en un marco de respeto.

* Al momento de su lanzamiento Contexto no se presenta como una plataforma de blogs o bitácoras introspectivas. Es decir, el sitio no está orientado a la difusión de reflexiones personales o relatos cortos tipo cuento. Instamos a quien esté interesado en publicar en Contexto a enviarnos piezas de opinión bien fundamentadas que colaboren a la discusión e intercambio de ideas. Tómese en cuenta que también publicamos crónicas, reseñas, reportajes, entrevistas y artículos de fondo y de divulgación. *

Piñata (revista)

Nuestra revista de cultura y entretenimiento está dirigida a todo público, pero especialmente a una población joven, cuyos códigos son menos tradicionales. Esto nos permite usar un lenguaje más informal en la redacción del contenido para Piñata. Naturalmente esto no incluye lo que se conoce como “lenguaje pachuco”. Se trata de un abordaje más distendido, pero siempre celebrando la riqueza del idioma y las reglas generales de ortografía y gramática que aplican a Contexto.

Estructura (fondo y forma)

Siempre apegados a la claridad hemos de procurar que todos los elementos que dan vida a los artículos de Contexto ofrezcan al lector la información puntual y oportuna, sin “rodeos” y alejándose de cualquier vicio que llame a la confusión.

El título (especialmente en las noticias) debe ser siempre claro y describir de la mejor forma posible el contenido de la nota. La “bajada” (primera línea destacada, que puede leerse desde antes de ingresar al contenido y que debe ir en formato “Título 4” en la barra de herramientas) debe “acompañar” el título y permitir al lector darse una idea complementaria de la información que encontrará en la nota.

La bajada debe separarse del resto del contenido con el botón de “leer más” aquí ilustrado.

Leermás

Los artículos y noticias a publicarse en Contexto deben de evitar el uso de titulares “provocativos”, tendenciosos y confusos. El mismo principio aplica a las bajadas y naturalmente al texto como un todo.

Salvo la primera letra de la frase, los títulos deben de estar en minúscula, con la excepción de las palabras que requieran empezar por mayúscula de acuerdo a las reglas de ortografía. Los títulos no deben de llevar itálicas, salvo que se trate del nombre de una obra artística o un extranjerismo. 

Las imágenes que utilicemos para ilustrar el texto deben de respetar los derechos de propiedad intelectual. Es decir, solo podemos utilizar las que hayan sido facilitadas por la fuente, las que provengan de un comunicado de prensa, las que sean de nuestra propia autoría, las que sean de dominio público y las que hayan sido autorizadas por el autor. Es oportuno recordar que la herramienta de búsqueda de imágenes de Google permite ubicar imágenes de libre reproducción (“labeled for reuse”). Siempre que sea posible se indicará el nombre del autor de la fotografía al pie del artículo. Todas las fotografías que sean de fuente primaria (es decir, tomadas y publicadas por nosotros) serán de libre uso y distribución.

Un valor absoluto de Contexto es la búsqueda de la verdad, razón por la cual se ha de descartar la publicación de información no verificada, confusa, o incompleta. Como comunidad, procuramos ofrecer un servicio de “curaduría” que lleve al lector la información más relevante cuidadosamente elegida y comprobada.

Toda referencia a otro medio de comunicación (nacional o internacional) debe ir hipervinculada, de modo tal que si decimos “El País informó que…” es fundamental que agreguemos el enlace a la publicación en el verbo (en este caso “informó”). Es imperativo, además, asegurarnos de marcar la opción de “abrir enlace en una pestaña nueva” cuando agregamos un hipervínculo. Se recomienda el uso de enlaces cuando se aluda a cifras y hechos sustentados por una fuente externa.

Nosomos

Herramientas para fomentar la claridad

Se sugiere el uso del guión largo (—) en lugar del paréntesis. A la vez, se sugiere no agregar más información adicional de la necesaria, a fin de evitar que la lectura se recargue sin un verdadero valor agregado. Como se indicó, el uso de hipervínculos internos y externos es deseable para ayudar al lector a encontrar información adicional de ser oportuna y sobre todo para respaldar datos y citas cuando sea necesario.

Los nombres propios de personas e instituciones deben de utilizar la negrita la primera vez que se utilicen en el texto.

Se sugiere el uso de comillas españolas (« ») cuando sea necesario el recurso. Toda cita debe estar entrecomillada y correctamente atribuida.

Se sugiere el uso de subtítulos (formato “Título 2” en la barra de herramientas) dentro del texto para facilitar la lectura y ordenar la información cuando el artículo tenga una extensión superior a los 8 párrafos.

Si es necesario agregar información adicional al pie del artículo se sugiere la utilización de de una tipografía de menor tamaño (formato “Título 6” en la barra de herramientas).

Siempre que se utilicen palabras que no hayan sido adaptadas al español deben de destacarse con itálicas (gameplay, smartphone, etc.). Es importante recordar que en términos generales es siempre preferible buscar una opción en español al extranjerismo. La Fundéu BBVA ofrece un buscador muy útil para encontrar alternativas en nuestro idioma a palabras que no han sido adaptadas.

La itálica también debe emplearse cuando se aluda a títulos de obras de creación artística (libros, películas, discos, etc.) y cuando se utilicen seudónimos o apodos. En ambos casos debe también destacarse la palabra o la frase con negrita.

Se recuerda a los colaboradores que cuentan con la opción de “vista previa” para revisar cómo lucirá el texto antes de publicarse. Cualquier ajuste que se haga posterior a la publicación debe indicarse al pie de la nota incluyendo los motivos del cambio. A tales efectos se utilizará la tipografía “Título 6” de la barra de herramientas.

Todo texto debe indicar su categoría. Actualmente estamos trabajando con 4: Costa Rica, El Mundo, Opinión y Piñata. El colaborador debe elegir una sola categoría. En el caso de Opinión y Mundo actualmente no existen subcategorías, por lo que basta con marcar las principales según el caso. Tanto Costa Rica como Piñata sí tienen subcategorías. El colaborador debe elegir la apropiada según el caso (derechos humanos, servicio, ambiente, cine, diseño, etc.).

Errores comunes: recordatorios y sugerencias

  • Se recuerda a los colaboradores que los meses en el idioma español no se escriben con mayúscula.
  • Los puntos cardinales tampoco se escriben con mayúscula inicial (salvo que formen parte de un nombre: “América del Norte”).
  • Nótese que los símbolos de los puntos cardinales sí van en mayúscula (N por norte, S por sur, etc.).
  • Cabe recordar que los símbolos (como m para metro l para litro N para norte) no llevan punto y permanecen invariables en plural.
  • En las abreviaturas con más de un elemento, se deja un espacio detrás del punto abreviativo (se escribe EE. UU. y no EE.UU.)
  • Toda oración debe siempre terminar en punto, incluso cuando se trata de una cita entrecomillada (a diferencia del inglés).
  • En español, los títulos, cargos y nombres de dignidad como rey, papa, duque, presidente, ministro, diputado, etc., se escriben con minúscula, pues son nombres comunes.
  • En español, se escribe con mayúscula inicial la primera palabra del título de cualquier obra de creación (película, libro, serie, videojuego, obra de teatro, etc.). El uso de mayúscula inicial en todos los sustantivos y adjetivos que forman parte del título es un anglicismo ortográfico que debe evitarse. Nótese que en las publicaciones periódicas (como “revista Su Casa”), en cambio, se escriben con mayúscula inicial los sustantivos y adjetivos que forman el título. Cuando se hable de obras tituladas en otros idiomas se pueden respetar las reglas propias del idioma en cuestión. Recuerde que cuando se hable de obras se ha de escribir en cursiva todo el título. La primera vez que se aluda a la obra en el texto debe también llevar negrita.
  • Cuando aludimos a las décadas del siglo pasado decimos “los años 90”, no “los 90’s”.
  • La palabra guion no lleva tilde.
  • Cuando necesitamos dar la hora no utilizamos AM ni PM sino a.m. y p.m.
  • Importante: se recomienda sustituir el mismo y la misma por demostrativos, posesivos o pronombres personales cuando se emplea con valor anafórico, esto es, para referirse a un elemento mencionado previamente en el discurso.
  • Las abreviaturas de títulos y cargos llevan mayúscula inicial.
  • Se recuerda a los colaboradores que la Ortografía académica del 2010 recomienda no tildar nunca los demostrativos, por ser voces llanas acabada en vocal o, en el caso de aquel, aguda acabada en l. Así lo explica en la página 269:

«La palabra solo [...], así como los demostrativos este, ese y aquel, con sus femeninos y plurales, funcionen como pronombres (Este es tonto; Quiero aquella) o como determinantes (aquellos tipos, la chica esa), son voces que no deben llevar tilde según las reglas generales de acentuación [...]».

Sisomos

Principios y valores de Contexto: un proyecto de periodismo ciudadano

Perfil

Contexto es un esfuerzo de periodismo ciudadano (también llamado periodismo participativo, público o democrático). El periodismo ciudadano es un movimiento en el que son los propios ciudadanos quienes se convierten en informadores. Tal derecho forma parte de la Declaración Universal de los Derechos Humanos («todos los individuos tienen derecho no sólo a recibir información y opinión, sino también a difundirla por cualquier medio de expresión»).

La aspiración de Contexto es convertirse en una empresa social, dedicada a la difusión de contenido de interés público orientado a la construcción de una ciudadanía más y mejor informada. Todas las colaboraciones de Contexto son voluntarias en pro de la defensa civil del derecho a la comunicación, la libertad de expresión y la búsqueda del bien común.

Como se ha dicho, el nuestro es un espacio horizontal y abierto, al que le damos forma entre toda la comunidad, de modo tal que si existe interés en colaborar, publicar, o refutar alguna opinión basta con escribir a nuestro correo ([email protected]).

Nuestro emprendimiento también promueve el activismo y la búsqueda del bienestar y crecimiento social a partir de alianzas estratégicas, talleres, conversatorios, foros y capacitaciones. Además, celebramos espacios de encuentro e intercambio de ideas una vez por semana en nuestra redacción, ubicada en San José Centro.

Contexto se ha abocado a la construcción de una comunidad abierta, alimentada por el humanismo y el pensamiento crítico, dentro de la cual se promueve la comunicación no violenta, el respeto y la equidad. Esa, podría decirse, es nuestra línea editorial.

Lo que no se publica 

Proselitismo político. Racismo. Homofobia. Xenofobia. Machismo. Cualquier tipo de incitación a la violencia. Artículos que ataquen a las personas y no a las ideas.

Por favor revise su opinión para evitar incurrir en falacias. Recuerde que cada autor es responde a título personal por las ideas que publica en Contexto.

 

Valores

Nuestro valor principal es la honestidad. Esto implica que nuestro norte es siempre la búsqueda de la verdad (y no del consenso). Consideramos que la objetividad como valor personal es inalcanzable, de ahí que decantamos por la transparencia y el equilibrio, de modo tal que distintas posiciones ideológicas encuentren espacio y contrapeso en nuestra plataforma. Todas las opiniones, en un marco fundamental de respeto y no violencia son bienvenidas.

Contexto, como se dijo, pretende hacer de lo importante, algo interesante, por ese motivo trabajamos en esfuerzo colectivo por curar y elegir contenidos que consideramos son de interés público para presentarlos de una forma atractiva.

Como bien lo dice nuestro nombre tenemos la intención de contextualizar la información y presentarla de modo tal que sea de fácil comprensión para que cada uno de nuestros lectores pueda tomar mejores decisiones de acuerdo a sus propias conclusiones.

Nuestro espacio (tanto digital como físico) es horizontal y abierto. Cuando un lector quiera contrarrestar cualquier opinión publicada en el sitio podrá hacerlo y ofrecer otro punto de vista. Siempre ofreceremos derecho de respuesta y siempre rectificaremos cuando nos equivoquemos (lo que será humanamente inevitable).

No apuntamos a ser un medio orientado al tráfico, los hits y los likes. Contexto no pretende ser “popular”, sino relevante, pertinente, útil. Por ese motivo los tres contenidos más consumidos por el lector promedio no forman parte de nuestra agenda editorial (fútbol, sucesos y espectáculos). Es una decisión consciente, de la mano con nuestra intención de trabajar por construir un legado de credibilidad.

La credibilidad no es un valor que se obtiene con el tráfico de internet. Es importante diferenciar el concepto de tráfico de la audiencia. Medios de prestigio tienen audiencia, Buzzfeed tiene tráfico”. Jorge Heili, en Confirmado: desconfiamos de las listas.

Valores

La mayor de nuestras aspiraciones es construir una masa crítica como primer paso, a partir de la cual, desde un concepto de nueva ciudadanía amparado en el paradigma de la abundancia, seamos capaces de ayudar a darle forma a una visión país inclusiva, que trascienda la construcción ideológica que equipara a Costa Rica con la Gran Área Metropolitana. Es nuestro objetivo a largo plazo establecer alianzas estratégicas con medios locales y rurales para ayudar a difundir su realidad a nivel nacional.

Queremos que todo el contenido que generemos sea siempre de uso libre. A medida que el proyecto crezca trabajaremos en esa dirección.

Contexto no viene a “competir” sino a proponer y complementar. Nuestro objetivo no es acumular “primicias” y “exclusivas”, sino construir un legado de diversidad y profundidad a partir de conocimiento de la comunidad.

A modo de cierre rescatamos una frase clave, de uno de nuestros primeros colaboradores, Ricardo Zamora: “nuestro propósito es noble porque no busca poder, sino empoderar”.

Contextoequipo

Recursos de interés

Herramientas adicionales para fortalecer la redacción y mejorar la calidad y credibilidad de nuestros textos.

Medios cuyo trabajo nos inspira

Elaborado por Victoria Miranda y Diego Delfino.

Fotografías de Luis Alvarado, Lucas Iturriza, Guillermo Barquero y Alberto Font.

Contexto