Margareth Solano es una de las 14 representantes mujeres en los viceministerios de la República y está al mando político de las juventudes. Conversamos con ella para crear un perfil de su vida y de su cargo. 

Margareth Solano. Viceministra de Juventud. Foto original.

Margareth Solano, oriunda de la región de Orosí converso con Contexto acerca de los alcances, limitaciones, competencias y la naturaleza del cargo que ocupa en esta administración. Además, nos mencionó varios de sus objetivos personales como máxima representante de la Juventud en temas de gobernanza, como la apertura de su oficina para escuchar a todas las juventudes que quieran conversar con ella.

Parte de la discusión giró entorno a las preocupaciones de los jóvenes y la necesidad de que estos lleguen a su despacho para dialogar en esfuerzos comunes que permitan la articulación, fomento, promoción y construcción de políticas públicas en materia de la persona joven. La Viceministra es Planificadora Social graduada de la Universidad Nacional y su primer acercamiento como líder juvenil fue con en el tema ambientalista, años después en gestión ambiental presentó un proyecto en esta materia en los Estados Unidos de América.

Nos recibieron en el Ministerio de Cultura y Juventud con un cálido té, humedad de época lluviosa y una conversación por delante:

¿Qué es el Viceministerio de Juventud?

Es un Viceministerio de carácter político que está dentro del Sistema Nacional de Juventudes, este sistema está conformado por el Viceministerio de Juventud (VJ), la Red Nacional Consultiva de la Persona joven y el Consejo de la Persona Joven (CPJ). La rectoría política tiene que ver con la incidencia en materia de políticas públicas, además tiene que ver con la Dirección de la Junta Directiva. Este prescide el Consejo de la Persona Joven, se encarga de la parte técnica y operativa de las iniciativas que se desarrollan para el trabajo con las persona jóvenes. 

Se ha pensado en el pasado que el Viceministerio de Juventud tiene que ejecutar programas, y nosotros digamos, tenemos un presupuesto muy limitado y recurso humano muy chico para desarrollar esa serie de acciones. Se cuenta con un 0,1% del presupuesto del Ministerio de Cultura. Por lo tanto, todo aquello que tenga que ver con creación de programas, participación en espacios de diálogo y discusión, identificar las acciones por tomar y como legitimarlas es lo que el Viceministerio se encarga de realizar. Todo aquello en materia de políticas juveniles a nivel país. 

Primeros pasos en política

Soy una persona apasionada por el trabajo en Juventudes. Desde que estaba en secundaria participé en movimientos sociales, sobretodo en el tema ambientalista. Yo soy de Orosí, en su momento desarrollé proyectos de gestión ambiental y logramos consolidar un grupo, donde salieron experiencias muy buenas. Yo creo que mi acercamiento a la Planificación Social, desde niña con un liderazgo nato de la infancia liderando procesos. Por ejemplo mi primera experiencia de viaje fue salir a los Estados Unidos, para presentar mi proyecto ambiental que tenía en la comunidad de Orosí. 

Además de estar involucrada en el Gobierno Estudiantil del colegio, cuando ingresé a la UNA lo primer que hice fue presentarme a la Federación de Estudiantes (FEUNA), era como muy complejo por que yo en primero año de universidad y ya presentándome en las autoridades estudiantiles. Ahí se me indicó que hablara primero con los estudiantes de Planificación para participar en la Asociación de Estudiantes, entonces decidimos conformar un partido, me emocioné con el tema del movimiento estudiantil. Ahí ganamos la asociación. En adelante fui representante en el CAEUNA en la misma asociación. 

En la Frederich Ebert Stinftung (FES) estuve involucrada con la gestión de Agentes de Cambio, ingresé por parte de las organizaciones de la sociedad civil. Ahí en el programa se generan confianzas, detalles en trabajo en equipo; paralelo a esto logré trabajar en la Red Internacional que trabaja con personas refugiadas. El FES me facilitó muchas de las herramientas que utilicé en este trabajo. 

En uno de sus artículos publicados por la Frederich Ebert Stiftung llamado Ciudadanía y Justicia social, en el mencionaba la democratización de procesos. ¿Cómo democratizar la participación en Juventudes?

Justo parte de la experiencia que le da a uno la trayectoria dentro del Sistema Nacional de Juventud, intercambio de saberes y trabajo con personas jóvenes; es la apertura, horizontalidad e inclusión de muchos sectores en los procesos democráticos. Actualmente hay población que no está dentro de Sistema Nacional de Juventud, por ejemplo en la Asamblea; esta está conformada por sectores de la sociedad civil, únicamente son cinco. Dependiendo de quienes lleguen otros sectores se quedan excluidos, hay que empezar a repensar una reforma integral a la Ley General de la Persona Joven 8261. esa es una de las iniciativas y prioridades. Necesitamos también tener mayor alcance con otras voces con personas jóvenes para incluirlos en este procesos. 

El 21 de mayo se ha firmado un compromiso en el salón de ex-presidentes de la Asamblea Legislativa. Cuéntenos un poco de lo asumido en ese manifiesto público

Hay muchísimos vacíos en la Ley General de la Persona Joven, temas que no quedan claros y el mismo funcionamiento de algunos de sus cargos. Queremos identificar cuál es el quehacer de estos espacios, para que sea consecuente con lo que representa. Parte de los desafíos es ese, cómo subsanar una ley que tiene muchos vacíos. Nunca deja claro cuál es el rol de este Viceministerio, para ello hay que recurrir a la Ley General de la Administración Pública; sin embargo, parte de eso nos permite hacer medidas conjuntas en atribución de la rectoría política, por lo que podemos buscar alianzas estratégicas, por ejemplo con el Ministerio de Trabajo, en la búsqueda del empleo con las personas jóvenes. 

Este compromiso asumido es pues, también un desafío para el Viceministerio tener la información de la institucionalidad respectiva para conocer de lleno que es lo que acontece con las personas jóvenes. 

Es un ‘Gobierno de unidad’ por lo tanto hay que unir juventudes, ¿qué se tiene planeado para cumplir este reto del gobierno en general y de su persona al mando de las Juventudes?

Ya se han hecho esfuerzos para unir juventudes. Te cuento que hace dos años se creó un espacio llamado el Foro sobre Empleo Joven y Trabajo Decente este es un espacio que acoge aproximadamente a 82 agrupaciones juveniles de todo el territorio. Estas agrupaciones vienen trabajando una cantidad grande de temas en sus organizaciones, pero desde acá estamos buscando que esta unión que contribuya a construir una política pública de Empleo Joven. Son temas que se han venido liderando, pero por comunicación o presupuestos se ha limitado. Las puerta de este despacho están abiertas, hay que reconocer que hay un equipo muy limitado para trabajar, sin embargo trabajaremos mucho con alianzas estratégicas, por ejemplo, hemos trabajado ya con Paniamor que realiza proyectos en la zona de Limón. Mucho de esos esfuerzos serán crear articulaciones y sinergias con muchas de esas organizaciones no gubernamentales, para que como gobierno podamos acompañarlos en los proceso. Lo más acertado es encaminarnos a diversificar las voces de las personas jóvenes. 

La señorita Margareth nos recibirá próximamente para discutir sobre los señalamientos hechos por la Asamblea Nacional de la Red Nacional Consultiva de la Persona Joven sobre “un caso omiso al llamado de las Juventudes”. Puede profundizar a continuación:

Gobierno da espalda a Juventudes en el nombramiento del Director Ejecutivo del CPJ

Comments

comments

1 Comment

Deja tu comentario...