Sign in / Join

Antonio Álvarez Desanti: haberme ido del PLN fue un error

Junto al Partido Liberación Nacional (PLN) Antonio Álvarez Desanti pretende llegar a la presidencia de la república en 2018.

La pregunta no es por qué volví sino por qué me fui.

Hace algunas semanas hablamos con él en medio de una oficina casi vacía. Desanti lucía un poco agitado, iba dos horas atrasado en su agenda y llevaba todo el día sin comer. En algún momento me ofrecieron empezar la entrevista mientras él comía una pizza que le habían pedido, sin embargo el atraso no daba para tanto.

Por supuesto preferí que comiera primero y me atendiera luego. Durante casi 30 minutos conversamos sobre su regreso al partido verdiblanco, su ideal de llegar a la presidencia y su principal diferencia con Figueres, su oponente más fuerte para la candidatura presidencial.

***

A usted se le cuestiona mucho el tema del regreso al PLN, ¿por qué volvió?

Creo que la pregunta no es por qué volví sino por qué me fui, y esa me parece que fue una decisión errónea. Al final de cuentas lo que concluí es que los problemas de corrupción y los problemas de tener personas que hacen cosas indebidas no era una responsabilidad de Liberación Nacional sino un problema que está en todos los partidos políticos, entonces no se trata de dejar un partido sino de sacar a la gente que no llega a los estándares éticos de las agrupaciones.

Y eso hoy queda confirmado cuando usted ve al PAC, que era el partido que pregonaba la honestidad condenado por haber estafado al Estado por 300 o 400 millones de colones inventando contratos de gente que no trabajó o inventando gastos durante la tercera campaña de Ottón Solís.

El problema no era el partido. El problema no se trata de si el partido se llama Liberación o PAC, esto se trata de ir las agrupaciones y sacar a la gente que no llena los estándares éticos, por esa razón regresé a Liberación Nacional y reconozco que fue un error haberme ido.

¿Cree usted que ese error se dio por falta de madurez o experiencia política?

Bueno, evidentemente podría ser inmadurez en el sentido de que debí haber sido más frio y no esperar dos años para volver.

En temas más "juveniles", antes de ser presidente de la asamblea usted participaba más activamente en temas como matrimonio igualitario o fecundación invitro (FIV), ¿cómo serán sus posiciones si llega a la candidatura de Liberación?

En realidad el presidente de la asamblea no participa en los debates porque más bien es quien los dirige. Cuando estuve como diputado estaba en todos los debates y cuando hacía uso de la palabra tuve discursos muy fuertes en estos temas de FIV.

Sigo apoyando la unión de parejas de mismo sexo y sigo manteniendo mi proyecto de ley para que las personas transgénero puedan cambiarse el nombre. El tema de derechos humanos lo tengo muy presente.

Ahora, como presidente de la Asamblea —la entrevista fue previa a su renuncia— mi misión es buscar acuerdos para que los proyectos de ley avancen, no es buscar protagonismo de la palabra.

¿Uniones de parejas del mismo sexo o matrimonio igualitario?

En este momento como partido y como oposición apoyamos solamente las uniones de hecho, por supuesto vendrá el momento en que se pase al matrimonio igualitario pero por ahora apoyamos solo la unión de hecho.

En cuestión de imagen ¿considera que incluir a su esposa en la campaña de precandidato le da una imagen conservadora con los más jóvenes?

Creo que considerar que alguien es conservador porque tiene 35 años de casado es incorrecto. Además, basta con leer lo que Nuria (su esposa) escribe para darse cuenta de sus posiciones por el empoderamiento femenino, la igualdad real de la mujer, la no discriminación, etc, no son para nada conservadoras. Es decir, creer que no nos hemos divorciado por conservadores está mal, no nos hemos divorciado porque vivimos enamorados.

Que vacilón, reflexiona, nunca había pensado que la gente creyera que éramos conservadores.

No es fácil llegarle a los jóvenes.

En el tema de campaña ¿tienen alguna estrategia para llegar a los jóvenes?

Bueno, creo que deberíamos tenerla pero ese tema es un poco complicado, no es fácil llegarle a los jóvenes pero sí estamos trabajando en eso.

En 2013 usted dijo en una entrevista con el diario La Nación que en 2018 se acababa su carrera política, ¿cómo piensa al respecto actualmente?

Yo había tomado la decisión de no aspirar a más cargos públicos, entre otras razones, porque Nuria y yo habíamos estado por muchos años luchando por tener éxito empresarial y al mismo tiempo habíamos estado sobreviviendo a la vida política y queríamos dedicarnos un tiempo para ambos, pero la situación cambió radicalmente.

Oscar Arias no se lanzó, entonces quedó un espacio político y las encuestas me ponían a mí como quien ganaría la candidatura presidencial de Liberación Nacional, eso fue una presión muy grande y una situación difícil. El no aceptar ese reto teniendo la posibilidad de convertirme en presidente con el respaldo del partido y de la gente, hubiese sido un un poco egoísta.

¿Usted cree que es oportuno darle crédito a las encuestas dadas las circunstancias del año anterior con Brexit y Trump?

En Estados Unidos las encuestas no se equivocaron en el voto popular sino en el colegio electorado. El que cree que las encuestas se equivocan no entiende de encuestas. Una encuesta es una foto de determinado momento, pensar que esa foto es estática sí es cometer un error.

Lo que pasa con la sociedad hoy día es que tiende a cambiar de opinión muy rápidamente entonces no es que la encuesta no funcione, sino es que la gente cambia de opinión.

Por ejemplo las encuestas ponían a Johnny Araya ganando en enero pero después perdimos en febrero (2014), eso se explica en que de enero a febrero las encuestas decían que Johnny iba bajando. Las encuestas son mediciones científicas, lo que hay que entender es que son una foto de un momento, pero por supuesto que hay que creer en ellas.

Un alto porcentaje de la población costarricense veía al partido Liberación Nacional como una agrupación que había sido tolerante con la corrupción.

Al respecto del tema de Johnny Araya, ¿cuál lección aprendió de ese proceso?

Que un alto porcentaje de la población costarricense veía al partido Liberación Nacional como una agrupación que había sido tolerante con la corrupción y merecía un castigo, y que si Liberación quiere volver al poder debe ser un partido que se presente, actúe y luego gobierne como un partido anticorrupción.

¿Daría su apoyo a Figueres en caso de no quedar electo como candidato presidencial?

Si no quedo reconocería la derrota y apoyaría a quien quede electo, esto claro sin estar activo en la campaña, porque me parece que él merecería la oportunidad de dirigir con su equipo y si uno se mete haría el papel de mala suegra. Pero por supuesto que votaría por él.

Políticamente hablando, ¿cuáles son las principales diferencias que usted tiene con Figueres?

Bueno, me parece que Jose María no ha sido lo suficientemente transparente en cuanto a sus actuaciones en el pasado y tampoco lo está siendo ahora y en este momento precisamente lo que necesita el país es transparencia.

Convención Abierta 

El PLN ha dado, mediante la convención abierta del próximo 2 de abril, la oportunidad a los ciudadanos de decidir quien represente al Partido en las elecciones presidenciales del 2018. Desanti será uno de los cuatro aspirantes que además deberá participar del debate oficial que organiza la misma agrupación para 13 de febrero entrante.

Comments

comments

Trilce Villalobos