… y probablemente tampoco permita que compartas esta noticia

Facebook, la red social más poderosa de los últimos años, ha sido puesta a prueba por un escándalo, que entre controversias y verdades, ha cuestionado tres temáticas vulnerables: las condiciones de políticas y servicios de Facebook, el gobierno de los EE.UU e Inglaterra; y por último, el resguardo académico de muchos investigadores. Le contamos a continuación qué es el escándalo y qué tenemos que ver nosotros -posiblemente- con esto. 

¿Qué es Cambridge Analytica?

Es una compañía que probablemente tumbe Facebook.
Una consultora creada en el año 2013 y con fuerte presencia en el 2014 al almacenar la información y datos de 50 millones de usuarios de Facebook de aproximadamente todo el mundo, con fines de crear una aplicación que permitiera predecir conductas entorno a la personalidad. Esto, mediante la aplicación llamada Thisiyourdigitallife, la cual fue creada para ser manipulada por psicólogos.

La información que se logró recabar fue fundamental, ya que a nivel masivo de datos se podían predecir entre otras, las conductas políticas de los electores, por ejemplo, las de las campañas como la de EE.UU donde sale victorioso -bajo muchos cuestionamientos- Donald J. Trump.

Christopher Wylie, uno de los ayudantes en la fundación de Cambrigde Analytica y trabajador en esta empresa hasta el año 2014, reconoce que era trabajar en una región gris y peligrosa. A su vez, asegura que fue un error que violó todas las otras aplicaciones ligadas a Facebook, lo que desató que la información se multiplicara y duplicará incluyendo la de los amigos. 

Por otro lado, la consultora, pese a saber que estaba recibiendo información que violentaba sus políticas de servicio y condiciones decidió hacerse de la vista gorda. La red social Facebook, no se escapa de su complicidad. El mismo Mark Zuckerberg, ha sido convocado por el congreso de los Estados Unidos y el parlamento inglés, para comparecer frente a ambos plenos y así, brindar su versión. El creador de la red social, no ha dado ninguna declaración hasta el momento, solamente ha aceptado las comparecencias.

Mark Zuckerberg, tomado de Twitter.

Vamos al entramado político

Alexander Nix, quien es un fuerte empresario en esta clase de compañías consultoras, es Director Ejecutivo de Cambridge Analytica. Previo a iniciar sus gestiones más recientes, trabajó en la misma prospección de datos en SCL Group, sitio donde ya había laborado con Wylie. SCL posee una sección dedicada al tema electoral, donde, desde los años 90, ha estado en una profunda intervención en campañas políticas alrededor de todo el mundo. A SCL Elections, -nombre que recibe esta sección- se atribuyen las siguientes acciones:

Desde hace más de 25 años, hemos realizado programas de cambio de conducta en más de 60 países y hemos sido reconocidos por nuestro trabajo en el cambio en asuntos sociales y de defensa.

Asimismo, en su sitio web, se puede encontrar con más profundidad todas las instancias en las que han estado sirviendo para controlar y manipular las intenciones políticas civiles a partir de los mismos usuarios activos de Facebook y por ende, todos aquellos que conectan esta con cualquier otra aplicación.

¿Qué tiene que ver Donald Trump en todo esto? Bannon espíritu y sombra

Steve Bannon no solo ha figurado en el medio más ultraconservador de EE. UU, Breitbart News, sino que se dedicó de lleno al equipo de campaña del actual mandatario de los Estados Unidos y tuvo un contacto cercano con Nix y Wylie al reunirse para formalizar ayudas en conjunto para el inesperado gane de Trump. Luego de esta reunión en el 2013, se creó una compañía con intenciones muy sólidas en diferentes países del orbe, fuera de los EE. UU, Cambridge Analytica, que también tiene fuerte peso en Inglaterra y en algunas regiones de América Latina, tales como Argentina, con la campaña de Macri, y México, con las campañas del PRI.

Steve Bannon, quién fue sombra de Trump en la Casa Blanca, es conocido por, posiblemente, estar involucrado en los escándalos de las noticias falsas y los leaks rusos sobre la manipulación de datos. Bannon presentó en el encuentro con Nix a Mercer, un empresario empedernido con el tema de las pruebas psicográficas en los votantes. Así fue cómo decidió hacer un plan piloto de cinco millones de dólares para la gobernación de Virginia. Tras el éxito de la campaña en Virginia, más inversionistas se unieron a él en campañas como la de Ted Cruz por el estado de Texas.

The New York Times y The Observer presentan el estudio completo para desmantelar este caso que Facebook sostuvo e intentó evadir. Para más cobertura, haga click aquí.

Academia y Cambridge Analytica

Wylie, quien trabajó mucho tiempo en el desarrollo de los psicográficos, identificó que era necesaria la inversión de ciertos valores no considerados en la filtración de información recibida por medio de los perfiles de Facebook. Por ello, decidió iniciar una investigación con el Centro de Psicometría de la Universidad de Cambridge, con la que buscaba llevar a cabo pruebas a algunos de los casos que aceptaron ser parte del estudio con el fin de descubrir un patrón que identificara los rasgos más comunes del consumidor de Facebook, inclusive, también algunos rasgos particulares.

Correo Electrónico entre Aleksander Kogan y Christopher Wylie, dónde intercambian preguntas que pueden facilitar la obtención de datos. Tomado de The New York Times.

Pese a que el Centro de Psicometría se negó a trabajar con la firma, un profesor de la Universidad, de apellido Kogan, sí estaba interesado a proseguir, por los trabajos continuaron. Finalmente, tras una inversión inaudita, se proporcionó un total de 50 millones de cuentas brutas de datos, dónde posiblemente, puedan estar nuestra información por tener de amigos cuentas más cercanas al entorno norteamericano.

Nos controlan, nos venden y nos engañan

No es un secreto afirmar que los poderes de las redes sociales están en profundo descubrimiento. A su vez, la visión de usuario que consideramos que tenemos se aleja mucho del objetivo real de los empresarios o corporativistas que están detrás de una lógica de dominancia.

Costa Rica no se escapa de estos círculos de control sometidos a la manipulación mediática, y mucho menos a los vínculos entre las consultoras de opinión ciudadana y los partidos políticos que disputan su carrera por el poder.

El mensaje final debería de ser alentador, un “Ya lo sé”. 

Comments

comments