El nuevo presidente electo se ha destacado por su tono amistoso con Putin.

El 13 de Noviembre se celebró la segunda ronda de las elecciones presidenciales en Moldavia. El presidente del Partido de los Socialistas de la República de Moldavia, Igor Dodon, consiguió la presidencia con cerca del 52% de los votos, venciendo a su rival, Maia Sandu, del partido anticorrupción Acción y Solidaridad.

Dodon, que hizo campaña con la foto de su reunión con Vladimir Putin, se ha mostrado más que amistoso con Moscú. El presidente electo se muestra a favor de detener las negociaciones de  comercio con la Union Europea y acabar con las sanciones impuestas a Rusia por la crisis de Crimea. Tras la victoria, Dodon dijo que los electores se habían “unido votando por la amistad con Rusia y por la neutralidad”.

Además de los temas económicos, el nuevo presidente comparte con el gobierno ruso algunas de sus posturas en derechos humanos. La defensa de los valores tradicionales y la resistencia a las medidas antidiscriminación pedidas por la Union Europea fueron parte de su campaña electoral.

Más allá de Moldavia, Putin sonríe

Las elecciones moldavas coincidieron en fecha y resultados con las búlgaras, donde también ganó los comicios un candidato favorable a Rusia. Ambas votaciones suceden pocos días después de la victoria de Donald Trump en Estados Unidos, que también ha hablado de mantener un dialogo más cordial con Rusia.

Rumanía, que limita tanto con Moldavia como con Bulgaria, tendrá elecciones parlamentarias el 11 de diciembre; queda por ver el efecto que tendrá en los resultados el cambió de gobierno de sus países vecinos.

William Soto Martinez

Estudiante de computación. Apasionado por la Inteligencia Artificial y el Esperanto.

Comments

comments