Sign in / Join

Holanda midió la fuerza del populismo

"Esta fue una noche en la que Holanda le dijo alto al populismo erróneo" declaró el primer ministro.

El día de ayer Holanda abrió las urnas para que el pueblo pudiera elegir su nuevo parlamento y resultó ganador el actual primer ministro y líder del Partido Popular por la Democracia y la Libertad (de centro derecha, conocido como VDD), Mark Rutte. El VDD obtuvo 33 escaños de los 150 posibles. El segundo lugar quedó en manos de la ultraderecha, representada por el Partido por la Libertad (PVV) , que, liderado por Geert Wilders, obtuvo 20 escaños (“Rutte no se ha deshecho de mí”, dijo en Twitter Wilders).

Si bien anoche el VDD celebraba la victoria también es cierto que perdió 8 escaños con respecto las elecciones del 2012, mientras que el PVV ganó 5 escaños. El parlamento quedó conformando por 13 partidos y se espera una alianza de al menos 4 partidos para lograr la mayoría necesaria (76 escaños) para gobernar. Fuerzas de izquierda y derecha han asegurado que no tienen interés en pactar con Wilders.

Rutte ganó las elecciones con un 82% de participación, el mayor en treinta años, lo que da cuenta de una población interesada en decidir su futuro.

El discurso de extrema derecha no dio el golpe esperado

Time

Le Pen y Geert Wilders en la portada de Time

Los temas claves de los que se hablaron durante este periodo electoral fueron la pertenencia a la UE, la inseguridad en el país, la inmigración y la identidad del país. Al igual que paso con el Brexit y las elecciones estadounidenses el discurso populista fue determinante, en este caso liderado por Wilders, con su programa "Holanda tiene que volver a ser nuestra" cuyas principales propuestas eran:

  • Prohibir el Corán.
  • Cerrar las mezquitas.
  • Encerrar a todos los musulmanes radicales.
  • Cerrar las fronteras a todo solicitante de asilo e inmigrante procedente de países árabes.
  • Proponer la salida de Holanda de la Unión Europea.
  • Frenar los gastos en energía eólica y arte, para aumentar los gastos destinados a la policía y las fuerzas armadas.

Wilders logró con su discurso un amplio apoyo. Durante la mayoría de la campaña estuvo al frente de las encuestas, sin embargo, en las últimas semanas su respaldo disminuyó, en parte por el cambio en la campaña del actual primer ministro, un poco más inclinada hacia la derecha. El apoyo a Rutte también se vio beneficiado por la forma en que ha manejado los recientes conflictos que ha tenido Holanda con Turquía.

Distintas autoridades europeas reciben el resultado con alegría

Múltiples líderes europeos dieron palabras de apoyo al gane del primer ministro Rutte. Margaritis Schinas, portavoz de la UE, llamó a la victoria "un voto por Europa, un voto contra el extremismo", el presidente francés Francois Hollande también declaro que esta fue "una clara victoria en contra el extremismo".

Así, el discurso populista "pierde" su primer round en Europa, a poco tiempo de las elecciones en Alemania y Francia, con el Brexit todavía en proceso y un posible intento de Escocia por buscar la independencia del Reino Unido. Sin embargo, el gane de 5 puestos de un partido de extrema derecha en Holanda, deja una marca de la fuerza que tienen los discursos de estos partidos en una Europa con claras señas de cambio.

EtiquetasHolanda
Eduardo Alvarado