Sign in / Join

El extraño caso de Lula y Brasil

Luiz Inácio Lula da Silva – dos veces presidente de Brasil y candidato por una tercera vez para el Partido de los Trabajadoresfue condenado este miércoles en el fallo de segunda instancia. La condena fue ampliada de 9 a 12 años, emitida gracias a un soborno que recibió de parte de la constructora OAS. Sus abogados todavía lo desmienten

Aparentemente, la empresa constructora OAS – afirmó su expresidente Leo Pinheiro – le entregó al candidato del PT un apartamento de lujo en Sao Paulo, a cambio de posibles favores políticos para la compañía. Lula da Silva y sus defensores han afirmado que el inmueble nunca fue habitado por su familia, por lo cual la dádiva no implica corrupción.

Las autoridades se respaldan en testimonios (principalmente de Pinheiro) y posibles arreglos hechos para adoptar la familia da Silva para continuar con el caso, por lo cual han decidido alargar la pena de cárcel. Por su parte, el equipo del PT ha enunciado que continuará con su representante favorita y buscará aplazar la reprimenda.

Sin embargo, contra toda intuición u optimismo político, el político socialista sigue encabezando las encuestas: presenta un mínimo del 32% de intención de voto. A pesar de que ha sido investigado por el famoso abogado Sérgio Moro desde el año pasado, Lula mantiene el liderazgo frente a todo partido ajeno.

¿A qué se debe este extraño fenómeno? Se ha especulado al respecto desde toda posición política, pero es innegable que su continuación en el ámbito político sea una gran fuerza a favor de su tercer mandato. De aquí se sigue que sus seguidores quieran continuar con su proyecto de una representación más equitativa en el Gobierno brasileño.

Sus ideas políticos también son un fuerte atractivo para su campaña. Algunos lo defienden de cualquier sospecha legal – aunque esté respaldada por evidencia y testimonios – o judicial. Con este fervor se ha acusado al Poder judicial del país de sesgos o conspiraciones políticas.

Aun así, es imposible afirmar que Lula no sea un contendiente carismático. Pero si es encarcelado o inhabilitado del proceso electoral, el Partido de los Trabajadores posiblemente no podrá llegar al poder. El puesto presidencial y su heredero serán un misterio hasta el día de los resultados.

Luego del caso de Dilma, Brasil no ha dejado de ser un caso fascinante para las ciencias políticas y sociales, y este desarrollo comicial no es la excepción al caso.

Comments

comments

José Schofield