Esta semana los principales medios estadounidenses han estado al dedillo de la agenda de Trump, hace meses viene en aumento y hoy el fenómeno Trump se consolida cada vez más. Acá una sintética opinión de Trump y su ascención

 

Foto de portada tomada de: DER SPIEGEL, Nr.6 (4.2.2017)

Donald Trump está reuniendo día a día nuevas formas de desarrollar políticas conservadoras abrazadas con tonos de derecha de final de siglo XX, agregándole a esto posee estrategias discursivas que reactivan un discurso nacionalista. El fenómeno Trump está imparable desde su elección y aquí varios elementos que considero parte de los rasgos que refieren a su consolidación en los Estados Unidos.

No está claro como ganó Trump

Donald Trump al frente del Partido Repúblicano (PR), no tuvo en grandes posibilidades durante la campaña. Es más, la campaña de surgimiento de Trump, podría incluso denominarse una anti-campaña de Redes Sociales que evidenciaba que la ciudadanía estadounidense no tomaba en serio la propuesta proto-empresarial que buscaba el PR con Trump adelante. Por supuesto, con una Hillary Clinton arriba en el Partido Demócrata (PD) tampoco era muy presentable la decisión estadounidense, pero apuntaba a un gane en la continuidad de la agenda progresista y no proteccionista de Obama.

Entonces, ¿cómo ganó Trump?; los planteamientos varios enuncian la investigación de Russia Gate como una alta posibiidad para las contribuciones económicas de amplios sectores, además de cámaras empresariales que fortalecerían el acercamiento que de forma ‘forzada’ promueven Rusia y EE.UU. Otra hipótesis de carácter social, me atrevo a decir se debe al replanteamiento de dominio que exige el nacionalismo estadounidense. Más que exigente se vuelve una condición necesaria ante el inminente ascenso de China y Rusia como potencias en sus regiones.

Posibles lazos entre Rusia y equipo de Trump. Tomado de Indivisible.org

Estado Unidos de América replantea su sistema geopolítico y económico

Estados Unidos, a partir de la globalización extiende herramientas comunes a nuevas propuestas más democráticas que se han colado en contra en forma de competencia. Ejemplo de esto, es como Hillary Clinton, prosiguiendo el estilo Obama; pierde las elecciones contra Trump. Es decir los grandes sectores que habían consolidado al PD, permiten el ascenso de Trump, y este con su nueva propuesta de populismo logra ascender a grandes escalas.

Este replanteamiento que la política estadounidense es también una práctica profunda que se hace la sociedad civil, ya que el molde político dominante en Trump es precisamente no ser en sus márgenes un político dentro de la serie. Parece que EE.UU ha compensado el permanente silencio después de la Guerra Fría consolidado su sistema presidencialista con un populista en la cabeza. Esto pues, además de significar una etapa de transformación, también es de réplica. La política estadounidense siempre ha sido modelo para las demás democracias alrededor del mundo, por lo tanto, este fenómeno podemos esperar que sea replicable por las fuerzas políticas de diversos países alrededor del mundo, especialmente en el tema económico, dónde el gabinete de Trump en material empresarial, más fortalecido resalta.

Propuestas en i(mpu)nsulso; la reforma fiscal y la inmigración

Hay dos grandes proyectos que Trump tiene cuesta arriba, uno ha sido alcanzado y el otro, por ser un agente externo ya ha sido víctima de múltiples signos de reparación.

El primero de ellos es la Reforma Fiscal, que logra aprobarse en el Congreso y ha dejado mucho de que hablar dada la situación de ser una política renovadora y hasta cierto modo radical de la empleabilidad de varios apuntes competentes a la ciudadanía y a sectores empresariales. Se ha mencionado que la política impulsada solo enriquece más a los sectores adinerados, sin embargo, a ciencia cierta no es posible capitalizar esas posibilidades, dado le mercado estadounidense y por ejemplo la derogación que aprueba el Congreso en uno de sus capítulos sobre renunciar al mandato obligatorio de comprar una poliza de seguro médico. El promover esto es atentar contra uno de los principales fundamentos del “Obamacare” (recondicionamiento a la Ley de Salud Asequible) donde todos son contribuyentes y así permiten acceso de salud a sectores minoritari de calidad.

Sin embargo, The White House aseguró que el 80% de los hogares que perciben menos de $50.000 de ingresos prefieren pagar la multa a comprar un seguro obligatorio. 

Otro impulso que no ha sido bienvenido es el de la inmigración y las políticas que está impulsando la administración Trump, que si bien o para mal, está generando sobre todo polémica en el ámbito internacional.

Hay tres grandes coyunturas que Trump realiza y adhiere para la generación polémica, el primero de ellos fue la de su campaña en al 2016 con su propuesta de un muro entre México y los EE.UU que más que construirse de forma física, se ha construído de manera ideológica. Otra conyuntura más reciente fue el pasado Enero del 2018, dónde según asegura la Redacción de BBC: 

Trump dice que EE.UU no debería de recibir inmigrantes de “países de mierda” como Haití, El Salvador o las naciones africanas sino de Noruega, según medios locales. (12 de Enero, 2018).

Esta referencia que dejó escapar recientemente ha levantado la agitación de los sectores citados como “países de mierda”. De ninguna otra manera fue prudente la aseveración que hace Trump y así nos damos cuenta del disparate diplomático que promueve su gobernantura.

Y para finalizar con una coyuntura más reciente, el pasado 31 de Enero, el Presidente realizaba su informe de Gobierno, el Estado de la Unión; la organización DACA (Deferred Action for Childhood Arrivals) le dio la espalda parte de su informe. DACA (además de ser un movimiento, también) es una política inmigratoria que promueve la entrada a minorías por un período de dos años para re-establecerse. Comúnmente se les ha llamado ‘dreamers’ a quienes vienen bajo estas condiciones. Afirma el New York Times que este: “Nombre que desde hace mucho tiempo ha molestado al presidente Trump, por lo que finalmente emitió una réplica: “Los estadounidenses también son soñadores”.

Retórica Twitter

Otra consonante en Donald Trump es su accionar por la red social de Twitter, que se ha vuelto casi más efectiva que la propia sala de conferencias de ‘The White House’. Por ejemplo, mostramos el siguiente tuit donde hace referencia a su propuesta por empezar a levantar ‘Military Parades’ o Carrozas Militares consecuente con el discurso militar. Estos desfiles militares signficiarían para EE.UU, la acotación más grande de poder militar, después del botón para bombas nucleares que tiene Trump (y recientemente el mandatario de Corea del Norte) en su escritorio. 

Un análisis muy del sistema 

Los Estado Unidos asumió como su bandera, el país democrático, presidencialista y que promovió procesos de paz en las instancias de post-guerra. Sin embargo, sabemos que el sistema que la mayoría de países presidenciales posee, no tiene los privilegios presidenciales que el estadounidense se atribuye por su Constitución Política. Frente a esta democratización en exceso, Estados Unidos busca una nueva propuesta que muy probablemente sea replicada por la mayoría de naciones en el mundo.

Donald Trump se posiciona como una figura, cada vez más nueva y con una estrategia principal en el campo internacional, desmantelar la diplomacia internacional para posicionar sus intereses de ‘América First’ en todo el mundo. 

Comments

comments