Estados UnidosFrancia y Gran Bretaña acordaron bombardear en conjunto debido al supuesto ataque del régimen de Bashar al-Assad, durante el cual se utilizó gas cloro contra la población civil de Duma

El pasado 13 de abril, el presidente Donald Trump dio una conferencia de prensa sobre el significado de este ataque en conjunto con las fuerzas armadas de Francia y Gran Bretaña. Argumentó que este es una respuesta al accionar del régimen Bashar al-Assad en contra de la población civil de Siria.

El bombardeo de 103 misiles de crucero tenía por objetivos tres puntos específicos: un centro de investigación científica ubicado a las afueras de Damasco, involucrado en la producción de armas; un depósito de armas químicas al oeste de Homs; y un puesto de mando implicado en la cadena de producción y lanzamiento de armamento químico.

Numerosos vídeos segundos antes del ataque circulan, mostrando las explosiones de los misiles.

La incertidumbre a una respuesta al ataque por parte de los aliados sirios ha aumentado por la posible amenza del armamento nuclear ruso.

¿Qué han dicho las autoridades rusas al respecto?

Vladimir Putin, en conjunto con el Kremlin, ha condenado los ataques de Occidente como parte de un “acto de agresión”. Además, aclaró que se buscaría una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU.

El embajador ruso para EEUU, Anatoly Antonov, también criticó fuertemente la decisión aliada, afirmando que “tales acciones no pasarán desapercibidas sin consecuencias“.

Las declaraciones de las fuentes militares sirias y rusas aseguran que las vetustas baterías antiaéreas que poseen las Fuerzas Armadas Árabes Sirias, entregadas por la Unión Soviética durante la Guerra fría, han interceptado 71 de los 103 misiles lanzados por los atacantes estadounidenses, británicos y franceses. El ejército sirio ha dicho que sólo diez de más de cien misiles lanzados golpearon sus objetivos, sin provocar apenas daños.

¿Y el ataque químico en Siria?

Aunado al rechazo de la intervención aliada, las autoridades rusas niegan que el uso de armas químicas haya provenido legítimamente del mandatario sirio. El Ministerio de Defensa ruso alega que este fue una artimaña británica para justificar sus futuras acciones.

Por otro lado, una organización de ayuda siria declaró que el ataque mató a más de 60 personas. El Departamento de Estado norteamericano afirmó que tienen seguridad de que al-Assad y sus fuerzas son los responsables, aun cuando la investigación sobre el evento no ha finalizado.

Gustavo Campos

Estudiante. Ciudadano.

Comments

comments