Un mensaje de Deiby Porras, Presidente de la Asamblea Nacional de la Red Consultiva de la Persona Joven para la Juventudes de Costa Rica

Es posible que las juventudes demostremos con capacidad, que existen diversas formas de hacer política, y hacer entender que la diversidad de pensamiento más allá de alejarnos, se puede convertir en una oportunidad para construir acciones conjuntas en beneficio de la sociedad costarricense. Es posible que las juventudes enseñemos a las poblaciones adultas, que la gobernanza no es de personas, ni para personas, ni por sus intereses, sino un compromiso social, económico, jurídico, ambiental, de derechos para y por la sociedad, es decir para TODOS Y TODAS.

Asamblea Nacional de la Persona Joven, logo oficial.

Es posible que las juventudes construyamos pensamiento político, donde demostremos que rompiendo esquemas y paradigmas sobre los modelos tradicionales, podamos forjar una sociedad, en donde se abrigue a las personas sin importar su posición política, su etnia, su nacionalidad, credo religioso, orientación sexual, entre otros y que gobernar es sinónimo de igualdad.

Es posible que como personas jóvenes demostremos que el diálogo social es un instrumento para avanzar, y la madurez política una herramienta para reconocer y trabajar conjuntamente. Es posible como juventudes, entender y enseñar que el partido no es más que una plataforma con pensamiento, visiones, trayectoria y experiencias. Pero qué el mismo no debe por ninguna razón estar por encima del bien común.

Es posible como jóvenes evidenciar que el país necesita de pensamiento, de capacidades, de inclusión, de respeto, de valores para hacer de la política el verdadero arte de gobernar.

Es posible como juventudes demostrar con compromisos y acciones, que las cosas se pueden hacer distintas, que lo malo son aprendizajes, que podemos forjar nuestra propia forma de pensar, que los vicios políticos son cosa del pasado y que la línea de pensamiento la construimos nosotros.

Es posible que como personas jóvenes forjar una Costa Rica de respeto, de igualdad, de inclusión, de solidaridad, de sostenibilidad, de desarrollo económico y social, donde la agenda país no sea el interés de unos, sino la preocupación y necesidad de todos.

Es posible que los y las jóvenes, desde nuestros distintos espacios de acción social y políticos, podamos incidir, posicionar y sensibilizar sobre la no violencia, la no discriminación, la no auto discriminación, el adultocentrismo, las brechas por género, la cuotas de representación y demandar que nuestro pensamiento también sea escuchado.

Es posible como personas jóvenes, siendo el 42% de la población nacional podamos demostrar y enseñar que las cosas se pueden hacer diferente y que se necesita de la articulación de todos y todas para sacar este país adelante.
Es necesario como jóvenes asistir al deber de la democracia en el ejercicio del sufragio y hacer valer de manera informada, inteligente, sin vicios, sesgos e imposiciones políticas y dogmáticas el derecho al voto y elegir responsablemente a quienes consideramos dentro de ese diversidad política quien nos debe de gobernar desde el PODER EJECUTIVO Y LEGISLATIVO durante los próximos años.

Como jóvenes debemos ayudar a construir democracia, y a su vez asumir el compromiso de invitar e incentivar a todas las personas, a nuestras familias, amigos y amigas a participar de este derecho

Comments

comments