Sign in / Join

Ballet en protesta | No al vaciamiento cultural

El Ballet Nacional Danza de Argentina, integrado por 60 bailarines y dirigido por Iñaki Urlezaga, dejó de ser financiada por el Ministerio de Cultura, según avisó el propio ministro Pablo Avelluto.

La compañía de danza y ballet nacida en 2014 gracias a una propuesta impulsada por el Ministerio de Desarrollo Social, trataba de llevar el ballet y la danza clásica a zonas poco usuales y público no tradicional, con presentaciones gratuitas y clases con el fin de descubrir y formar bailarines nuevos, alejados completamente de ciudades como Buenos Aires, donde usualmente se desarrollan más las compañías de ballet. Debido a esto el Ballet Nacional Danza logró consolidarse como el primer ballet nacional de Argentina, con un estandarte que lo hizo acreedor del nombre Danza por la Inclusión.

Según el Ministerio de Cultura, ya hay otros dos ballets estables bajo su financiamiento, la Compañía Nacional de Danza Contemporánea y el Ballet Folklórico Nacional. Mediante un mensaje de Whatsapp, Pablo Avelluto, ministro de Cultura, expresó su agradecimiento así como el trabajo y la dedicación que otorgó Iñaki desde un inicio en el proyecto. El cierre de la compañía es sumada a casi los 300 trabajadores despedidos en el gobierno de Mauricio Macri, distribuidos entre el INTI, el Hospital Posadas, la Fanazul y la TV pública, entre otros. El Ballet Nacional Danza era financiado con 30 millones de pesos anuales (1,5 millones de dólares), hoy, es el fin de una iniciativa de desarrollo tanto social como cultural, que había llevado el ballet y la danza clásica a muchas personas por primera vez en sus vidas.

Foto por: Dafne Gentinetta

El día 16 de enero del presente año a eso del medio día, los 60 bailarines desempleados salieron a la calle en frente del Ministerio de Cultura con el fin de hacer notar su tristeza y su descontento, con cánticos y consignas escritas en sus camisas, vestidos de blanco y negro, ejecutaron fragmentos de sus obras más aclamadas como lo son La Traviata o El lago de los cisnes, además, bailaron solos y en grupos. Para el cierre de su pacífica protesta, se unificaron como movimiento en un emotivo abrazo y afirmaron seguir persistiendo en reclamar lo que les habían quitado, hasta que alguien dentro del ministerio los escuchara o recibieran alguna respuesta de las autoridades.

El primero de febrero se realizó en una segunda jornada, nuevamente afuera del Ministerio de Cultura, manifestaciones en descontento con el cierre de la compañíaLos 60 bailarines, fueron acompañados por kinesiólogos y técnicos del ballet que estuvieron reclamando pacíficamente por la reapertura del Ballet Nacional Danza, esta vez exigieron una audiencia pública con el ministro de Cultura Pablo Avelluto, quien sostiene en su argumento que el cierre se da por una falta de presupuesto.

Por su parte, Iñaki Urlezaga, director e instructor de la compañía, sostiene su impotencia, tristeza y desolación en una carta ampliada:

Impotencia, tristeza, desolación son las primeras palabras que vinieron a mi cabeza ayer cuando me comunicaron desde el Ministerio la decisión de bajar al ballet nacional Danza. El "enojo" por supuesto también afloro en mi porque soy un ser humano, y así como el océano se formó gota a gota, este Ballet se estaba formando día a día, le faltaba seguramente mucho por crecer, pero fue mucho también lo que se logró en tan solo 4 años de existencia.

Un video de Prensa Obrera ha documentado lo que han sido las manifestaciones en contra del cierre del que fue, el primer ballet nacional en Argentina.

 

 

Comments

comments

Gustavo Campos