Con casi un siglo de premiaciones la Academia mostró sus esfuerzos de fomentar una industria cinematográfica diversa e inclusiva en la entrega de galardonados

Guillermo Del Toro en el recibimiento de su segunda estatuilla.

Aunque ha sido fuertemente criticada por su falta de diversidad en nominaciones – tanto étnicas como de géneros o películas internacionales –, una falsa consciencia social y el Oscar bait, las premiaciones de la Academia al mejor cine, igual siguen mostrándose en millones de televisiones alrededor del mundo. Sea o no un esfuerzo para propagar solamente el cine estadounidense o una palmada en la espalda para los millonarios de Hollywood, los Premios Óscar todavía son una buena forma de anunciar y premiar buenas contribuciones a esta forma de arte. Asimismo, este año funcionó como una excelente plataforma para promover el cine diverso y multicultural.

Con lo anterior en mente, vale la pena mencionar cuáles films fueron destacados entre la mayoría. No es un misterio para nadie que la institución detrás de las estatuillas tiende a ignorar películas de terror, ciencia-ficción, comedia y fantasía (con pocas excepciones, como El retorno del Rey) a favor del drama sociopolítico, los musicales o los homenajes a la «vieja escuela». El mérito no siempre juega un rol determinante, pero este año nos tuvo muchísimas sorpresas en las categorías principales.

Mejor actor

Una categoría llena de pesos máximos como Denzel Washington, Gary Oldman y Daniel Day-Lewis, no parecía existir una clara decisión. Muchos le apuntaron a Day-Lewis por su trabajo consistente o Timothée Chalamet en Call Me by Your Name, pero la Academia premió a una previamente olvidada figura: Oldman en su rol de Winston Churchill de Darkest Hour.

Mejor actor secundario

Con dos participantes de una misma obra en esta categoría, Three Billboards outside Ebbing, Missouri tenía altas probabilidades de ganar. Los otros dos actores que resaltaron fueron Richard Jenkins de The Shape of Water – una sorpresa, pues se asemeja más a Hellboy y Creature from The Black Lagoon que a un romance típico – y Willem Dafoe de The Florida Project. Al final, la estatuilla le fue otorgada a Sam Rockwell.

Mejor actriz

Al igual que la categoría masculina, la versión femenina incluye nombres que resuenan por sí mismos: Meryl Streep por The Post, Margot Robbie por I, Tonya y Frances McDormand por Three Billboards. Aun las menos (re)conocidas mostraron su gran talento: Sally Hawkins como la «princesa» de The Shape of Water y Saoirse Ronan por Lady Bird. De nuevo, McDormand se llevó el premio de la Academia, tanto por su perfecta actuación como madre en pena, como por su presencia y pasado en el cine de esmero.

Mejor actriz secundaria

Más diversa que su contraparte de género, la sección de mejor actriz en un papel no-protagónico contiene a Mary J. Blige de Mudbound, Octavia Spencer de The Shape of Water y Laurie Metcalf de Lady Bird. Liderando las apuestas, también nomina a Allison Janey por I, Tonya y Leslie Manville por Phantom Thread. Ambas tenian altas probabilidades de ganar, aunque Janey, gracias a su previa popularidad y talento, fue homenajeada con el premio.

Los actores galardonados (De izquierda a derecha): Sam Rockwell, Frances McDorman, Allison Janney y Gary Oldman.

Mejor guion adaptado

Posiblemente la divisón con mayores sorpresas y esperanzas, el óscar al mejor guion adaptado pudo habérsele otorgado a una de las mejores películas de comics – sin tomar en cuenta que Logan logró adaptar una historieta inadaptable mientras finalmente nos muestra al verdadero Wolverine –, un recuento de cómo se produjo una de las (mejores) peores películas jamás hechas con The Disaster Artist o una nueva oportunidad para aprender sobre cómo escribir diálogos con Molly’s Game de Aaron Sorkin. Sin embargo, la aclamada Call Me by Your Name se llevó los honores.

Mejor guion original

Para los que nos interesa el aspecto narrativo del cine, esta sección representa algo así como el premio a la mejor película, aun cuando obviamente el cine utiliza diversos recursos para contar una historia aparte de la escritura. Aquí hay historias fascinantes, como la narrativa de terror urbano de Get Out, el cuento de hadas de The Shape of Water y el drama de comedia negra de Three Billboards. Los tres guiones anteriores podrían perfectamente ser presentados como cuentos literarios; y como acto inesperado, Get Out – una de las pocas películas de misterio en ser notadas – ganó el óscar.

Mejor director

Tampoco es un secreto que a la Academia le tiemblan las manos cuando trata de entregar un premio a películas o directores más populistas, como a Mad Max: Fury Road – cuyo esfuerzo técnico y resultados son sorprendentes y entretenidos – le ocurrió durante su oportunidad. En esta tendencia, teníamos a dos posibles candidatos: Guillermo del Toro por The Shape of Water y Christopher Nolan por Dunkirk. Del Toro tiene un estilo y una estética bien definidos, además de que sabe combinar entretenimiento con profundidad. De esta manera, le otorgaron al director mexicano su primera estatuilla.

Mejor película

Así, llegamos al clímax de la noche. Entre los seguramente logros artísticos como Phantom Thread y Three Billboards, más los dramas históricos de The Post y Darkest Hour, junto con las sorpresas de Get Out y Shape of Water, el premio más esperado aparentemente tomó en cuenta todos los gustos posibles; no es una coincidencia que sea la categoría con más nominados. En un giro sorpresivo para las cintas de ciencia-ficción, The Shape of Water obtuvo la mención de mayor honor.

Guillermo Del Toro-Director de The Shape Of Water y Ganador de dos estatuillas.

Al final de la noche, el romance de del Toro se llevó la mayoría de premios con 4 menciones, seguido por Dunkirk con 3 menciones, luego por Coco, Three Billboards, Darkest Hour y Blade Runner 2049 con 2 menciones.

José Schofield

Estudiante de Filosofía y Matemáticas. Me interesa todo lo introvertido. Live long and prosper!

Comments

comments