¿Mártir o cobarde? Es cuestión de perspectiva

¿Mártir o cobarde? Es cuestión de perspectiva

 

Geovanni Gómez, diputado del Partido Restauración Nacional.

En la historia reciente de nuestro país se vivió un proceso electoral que sin duda marcará un precedente en la política. La incesante lucha entre un sector conservador y otro progresista, pero esta vez marcado sin duda por las redes sociales y las fake news. Dos candidatos y dos partidos completamente distintos que sembraron la discordia y provocaron la segregación del pueblo costarricense. Desde una perspectiva cinéfila provocaron un antagonismo digno de la saga de Star Wars, la versión tica de “Los Rebeldes luchando contra el Imperio”.

Pero no todo fue estrictamente negativo, si algo surgió de las pasadas elecciones fue la necesidad de ejercer verdadero control político sobre quienes nos gobiernan. En otras palabras toda esta polaridad causó una especie de “despertar” del espíritu cívico costarricense, lo cual hace unos cuantos años atrás hubiera parecido imposible.

Al ser Acción Ciudadana (PAC) y Restauración Nacional (PRN) los grandes contendientes en este balotaje evidentemente iban a estar más propensos a la vigilancia ciudadana y al fin (y por primera vez) pasó algo que eventualmente todos estábamos esperando, un diputado de alguno de estos dos partidos siendo investigado por la Fiscalía.

En este caso Don Giovanni Gómez (PRN) topó con suerte, pues es quien es investigado por tala ilegal de árboles y quien irónicamente fue recientemente designado en la Comisión de asuntos ambientales. El señor diputado a pesar de negar los hechos decidió renunciar a su inmunidad, lo que lleva a la pregunta ¿Esto lo convierte en mártir o solo tiene miedo del control político? La respuesta que se puede dar es depende.

Depende de la perspectiva en que se mire.

Diputado Gómez, el Mártir:

            Antes de dar una explicación propiamente del porqué de la respuesta es importante definir que se entiende por mártir. La RAE define mártir como “persona que muere o sufre grandes padecimientos en defensa de sus creencias o convicciones”. En la historia de la humanidad hubo grandes mártires conocidos por morir defendiendo sus ideales como el filósofo italiano Giordano Bruno o la filósofa griega Hipatia de Alejandría, pero ¿por qué seria don Geovanni similar a estos personajes por renunciar a su inmunidad? Esto responde al antagonismo anteriormente mencionado.

Es decir, si nos ponemos desde la perspectiva del bando conservador puede definirse como acto de admiración, ya que no hay nada más transparente y necesario que este hecho. Una vez más los diputados del PRN demuestran su compromiso con procurar el bien del país, o al menos eso pensarían quienes dieron su voto por estos en la primera ronda electoral. Esto lo convierte en un mártir y todavía más, ya que si creemos fielmente en el principio de la buena fe e inocencia, él es inocente, pero como todos aquellos mártires, aceptó voluntariamente un suplicio por defender lo que cree verdadero.

Diputado Gómez, el Cobarde:

Sin embargo, dentro de este contexto surge una perspectiva contrapuesta donde no se ve esta renuncia como un martirio, sino como un acto necesario. Desde este punto de vista se puede pensar que a Don Geovanni le “agarró tarde” para presentar dicha renuncia. Podríamos llamarlo cobarde, tomando en cuenta de que seguramente lo hizo por temor a la opinión pública o al control ciudadano y no en aras de garantizar transparencia en el Primer Poder de la República.

Sin duda, existe un control latente y recíproco por parte de ambos bandos. Los progresistas siempre van a estar con el ojo puesto en los conservadores y viceversa. Incluso me atrevo a afirmar que más de una persona piensa que fue un acto de cesión por parte del diputado, ya que carga en su espalda el yugo de pertenecer a una fracción que está especialmente vigilada por quienes los contrarian.

Al final parece que la respuesta de si el acto corresponde a un suplicio o un acto necsario la tendrán los tribunales al emitir sentencia, pero hasta entonces simplemente hay que limitarse a especular sobre lo que se tiene. ¿Es Don Geovanni un mártir o un cobarde? Más allá de su verdadera intención al final recae en la persona que interpreta, meramente es una cuestión subjetiva.

Cristopher Bonilla Bonilla

Apasionado por la política, las leyes y el arte. Estudiante de Derecho, Universidad de Costa Rica.

Lenguaje Silencioso en Restauración Nacional

Lenguaje Silencioso en Restauración Nacional

“Si el lenguaje se otorgó para ocultar pensamientos, entonces el propósito de los gestos es revelarlos.” John Napier, teólogo y matemático escocés, 1550-1617

Leer mas $rarr;

Marlon Segura

Analista no verbal y director escénico.
Universidad de Costa Rica, Ecole Internationale Jacques Lecoq.