Park Geun-hye inicia procedimiento de salida.

La presidenta de Corea del Sur solicitó formalmente al Parlamento el trazado de un plan en aras de entregar el poder. Su decisión llega tras la ola de protestas y el rechazo a su gestión por parte de la mayoría de habitantes, empresas y hasta su propio partido, el conservador Saenuri.

Con la petición a la Asamblea Nacional de conformar un calendario e iniciar los procedimientos legales para su renuncia, Park busca evitar ser destituida a través de un impeachment; actitud que los partidos de oposición denuncian como una búsqueda de evitar un juicio político. Los líderes de los tres principales partidos de oposición ya han anunciado que a pesar de eso seguirán adelante con su intención de llevar a la gobernante a juicio.

La caída en desgracia de Park Geun-hye, hija del que fuera dictador Park Chung-hee, ocurrió a raíz de que se develara la considerable influencia de Choi Soon-sil, amiga cercana de la mandataria, sobre esta. Todo parece apuntar a que Choi habría aprovechado su relación para extorsionar grandes conglomerados comerciales, como Samsung y Hyundai; así como de modificar sus discursos, intervenir en asuntos de Estado y captación de fondos públicos.

Comments

comments